Los emprearios leoneses de Fele ven una «mala noticia» en la EPA y urgen a no incrementar «los costes laborales»

El sector servicios sigue siendo uno de los nichos de actividad./
El sector servicios sigue siendo uno de los nichos de actividad.

«La tasa de actividad apenas ha disminuido respecto al trimestre anterior, un 50.20% frente al 50.50%, por lo que sigue siendo necesario focalizar medidas de impulso de la actividad económica en la provincia», recuerdan los empresarios de Fele

La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) ha considerado este jueves «una mala noticia» el aumento del número de parados en la provincia durante el primer trimestre del año, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa. León cuenta con 4.700 parados más respecto al trimestre anterior, alcanzando un total de 26.300 parados en la provincia.

«Bien es cierto que en términos interanuales, los datos de la Encuesta de Población Activa muestran una evolución positiva, principalmente si atendemos al número de ocupados. Actualmente, León cuenta con 174.500 personas ocupadas (2.600 más que en 2018) y la tasa de paro se sitúa en el 13,11% (casi dos puntos menos que en 2018) aunque en esta ocasión hay que destacar que se sitúa por encima de la media regional y nacional«, recuerda la Fele.

En cuanto a la tasa de actividad, Fele recuerda que sigue siendo una de las más bajas de España, «lo que significa que León sigue perdiendo población, uno de los principales problemas a los que se enfrenta la provincia en los últimos años«.

Tasa de actividad

«Este trimestre, la tasa de actividad apenas ha disminuido respecto al trimestre anterior, un 50.20% frente al 50.50%, por lo que sigue siendo necesario focalizar medidas de impulso de la actividad económica en la provincia y conseguir crear y fijar empresas como fuente de riqueza y desarrollo«, añaden los empresarios.

Fele reitera la necesidad de estabilidad política, institucional y seguridad jurídica para consolidar las decisiones de inversión y seguir avanzando en el proceso de recuperación y creación de empleo. También considera «imprescindible continuar con las reformas sobre la base del diálogo y la concertación social, que estimulen la actividad económica y hagan posible incrementar la competitividad de las empresas españolas y su capacidad de adaptación a la realidad cambiante».

Fele destaca, por último, que en ese proceso de reformas «deben evitarse incrementos de los costes laborales y de los gravámenes a las empresas que no hacen sino obstaculizar la creación de empleo».