CASO ARANDINA

Viti, el leonés acusado de abusos, lamenta vivir en un mundo «que juzga y prejuzga sin un juez y te condena antes de tiempo»

Viti, el leonés acusado de abusos, lamenta vivir en un mundo «que juzga y prejuzga sin un juez y te condena antes de tiempo»

El berciano Victor Rodríguez en una carta escrita a la prensa afirma sentirse condenado antes de tiempo: «Me da mucha pena por vivir hoy en día en la sociedad que vivimos» |El futbolista ha exigido a la S.D Almazán el cumplimiento del contrato suscrito con el club para la presente temporada y que fue rescindido unilateralmente por el equipo

SUSANA GUTIÉRREZARANDA DE DUERO

Uno de los jugadores investigados en el denominado Caso Arandina, el berciano Víctor Rodríguez 'Viti', ha exigido a la S.D Almazán el cumplimiento del contrato suscrito con el club para la presente temporada y que fue rescindido unilateralmente por el equipo. El Almazán reculaba esta semana y echaba atrás la contratación de Víctor Rodriguez y su compañero, Carlos Cuadrado, ambos investigados por una denuncia interpuesta por una menor de 15 años por una presunta agresión sexual.

A través de un burofax, los representantes legales del futbolista, «requieren que se reconsidere tal decisión, readmitiendo al jugador en el puesto para el que se había contratado, respetando, en definitiva, las condiciones pactadas en el contrato».  En el documento se pide al club que cumpla el contrato para evitar «engorrosos procedimientos judiciales».

Por su parte, Víctor Rodríguez, ha roto su silencio a través de una carta remitida a los medios de comunicación en la que detalla su situación psicológica y anímica. El jugador afirma sentir «mucha pena por vivir hoy en día en la sociedad que vivimos, que condena antes de tiempo, que no te deja vivir tu vida, que te juzga y te prejuzga sin necesidad de juez, que falta al respecto sin conocerte y sin ni siquiera respetar la presunción de inocencia de una persona que no ha sido condenada».

En este sentido, detalla que se enteró de la decisión del Almazán a través de la prensa, lo que califica como una falta de respeto que ha supuesto  un duro golpe, ya que «creo que las cosas no se hacen como se han hecho y, ante todo, estimo que hay que ir de cara y ser elegante en toda circunstancia». En su texto, Viti reflexiona también sobre el error de concepto con el fútbol  y los futbolistas que, a su entender, tiene la sociedad.

«Me levanto a las seis y media de la mañana todos los días para ir a trabajar con un familiar que me ha brindado un empleo y solamente los saben mis allegados, sin embargo, firmo en un equipo de tercera división y se entera hasta el Rey», escribe.  Para concluir, el jugador leonés, incide en su respeto al club y a la población, y muestra su deseo de que «la verdad sea demostrada y recuperar la fama y la tranquilidad que me está siendo está siendo arrebatada».

Por su parte, el alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel, portavoz en este asunto, ha afirmado desconocer la petición del jugador y mantiene que en caso de que el deportista tenga derecho a indemnización, se desembolsará lo pertinente, para dar por cerrado el asunto.

El jugador firmó el contrato con S.D Almazán el pasado 9 de junio, por un periodo del 17 de julio de 2018 hasta el 17 de mayo de 2019. En ese acuerdo de futbolista aficionado se contemplaba que el deportista no percibiría salario alguno, sino una retribución de 700 euros al mes en concepto de gastos de participación, desplazamiento, material.

En la clausula sexta del mismo también se especificaba que si el juicio pendiente del futbolista «fuera condenado culpable, el club se reservaba la posibilidad de romper el mismo sin la obligación de abonar las mensualidades pendientes y sin abonar indemnización alguna».

Contenido Patrocinado

Fotos