En Vox todos se graban: la lucha por los primeros puestos, financiación, 'rojos' y defensa de valores

Audios de la sede de Vox León sobre las ofertas para reparto de cargos.

Las grabaciones en la sede de Vox en León, ahora hechas públicas por leonoticias, revelan la 'vida interna' de una formación en la que los personalismos se imponían pese «a las órdenes de Madrid»

J.C. | J.L.B.León

En la sede de Vox en León todo se grababa. Lo hacía el exsecretario de la gestora de Vox en León, José Carlos Rúa, quien recogía las conversaciones en su teléfono. Conversaciones con Carlos Portomeñe, entonces presidente de Vox en la provincia, más tarde filtradas para revelar los vínculos de la formación política con la Fundación Francisco Franco.

La situación de crisis interna, de desencuentro total y de gestión cuanto menos cuestionable, propició un giro desde la dirección nacional que supuso eliminar a todos los cargos, suplir a los candidatos iniciales y abrir la puerta a una gestora que debía reordenar el partido.

Pero los micrófonos siguieron en la sede, y siguieron grabando. A ese tramo, el que va desde la entrada de la gestora hasta el establecimiento de nuevos candidatos, corresponden los audios a los que ha tenido acceso leonoticias. En ellos se puede apreciar la dura batalla interna por mandar en el partido, los reproches de Carlos Portomeñe al verse desplazado («Esto es apuñalar a un presidente», llega a asegurar), la arrogancia y la soberbia de Ramón Carro («Yo de uno al Congreso o al Senado, de dos no», remarca), o las alusiones a Jaime Alonso (fundación Francisco Franco) o los candidatables Jesús López Arenas y Carlos Rivera.

Las grabaciones que ahora aporta leonoticias permiten ver a un partido deshilachado, en el que primaban los intereses personales y donde la pérdida de la más mínima cuota de poder suponía una cascada de bronca y discusiones.

Y mientras todo esto sucedía, los micrófonos seguían grabando en la sede del partido. En los audios se aprecia cómo la gestora busca recomponer el partido chocando frontalmente con quienes hasta la fecha habían dominado su gestión.

- «El señor Ortega (Javier Ortega Smith, secretario general del partido) ha pedido listas excelentes«, se llega a afirmar desde la gestora para desacreditar a las propuestas que se mantenían hasta la fecha.

El 'derribo' de las candidaturas planteadas hasta la gestora pasa por todo tipo de acusaciones verbales entre 'entrantes' y 'salientes' en la dirección local de Vox.

Algunas de las referencias más duras tienen como objetivo a José Ángel Hermida, cuyo posicionamiento era notable ante la primera dirección local.

- «Pero si ha sido un rojo toda la vida», se asegura a la hora de desacreditar sus opciones y retirarle de las candidaturas (posteriormente materializada en una votación cuyo resultado fue 3-2 favorable a su no designación).

Pero los micrófonos de la sede sumaban horas de grabaciones. Y en ellas, cuestiones como la propuesta de pactos internos para ganarse adeptos en la dirección.

- «Rivera (Carlos Rivera, abogado en el caso de Isabel Carrasco y nexo de unión con Jaime Alonso, 'número 3' de la Fundación Francisco Franco) me ofreció cargos en la listas. Me ofreció ir en un puesto alto y ser secretaria del grupo. Eso no son los principios y valores«, recuerda un componente de la gestora no identificado en los audios.

Pero hay más. El 'rec' de los micrófonos en la sede constataba el interés de Vox León por el tejido empresarial leonés.

- «Hay muchos pequeños empresarios que tienen mucho más dinero que el que pudiera parecer», se escucha en una grabación en la que se ponen sobre la mesa los apoyos económicos en la antesala de la cita electoral.

Todo en un partido que en la actualidad sigue bajo la tutela de una gestora impuesta y tutelada por la dirección nacional a la espera de que llegue la primera cita electoral. Tras ese primer paso llegará el momento de formalizar listas locales y autonómicas. Un nuevo escenario al que se llega, de nuevo, con el temor a que los micrófonos de la sede sigan grabando conversaciones.