https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Fomento no encuentra empresa para las 90.000 toneladas de balasto que necesita la Variante de Pajares

Túneles de la Variante de Pajares. /Peio García
Túneles de la Variante de Pajares. / Peio García

El contrato de ocho meses que se licitó a finales de octubre tendrá que salir a concurso de nuevo

J. A.

Ninguna empresa tiene interés en suministrar 90.000 toneladas de balasto para montar las vías de la Variante de Pajares, que el Ministerio de Fomento prevé abrir en el verano de 2020, con uno de los túneles para el transporte de mercancías. Por ello, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) Alta Velocidad ha declarado “desierta” la licitación que lanzó a finales de octubre, lo que suma un nuevo retraso a esta obra.

Sin el balasto, la piedra triturada que sirve de asiento de los carriles y traviesas, la actuaciones de montaje en la Variante de Pajares no pueden avanzar. Ahora, la entidad se encuentra con nuevo traspiés en el calendario que marcó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en su visita del 26 de diciembre a Oviedo, donde concretó los planes para esta infraestructura que salvará la ‘rampa’ del puerto y acortará el recorrido en 33 kilómetros.

De esta forma, el montaje de la segunda vía en la variante de Pajares se aleja un poco más. El Ministerio de Fomento, a través de Adif Alta Velocidad, licitó el 31 de octubre el suministro de 90.000 toneladas de balasto. Los aspirantes tenían hasta el 14 de diciembre para formalizar sus candidaturas a una obra con un plazo de entrega de ocho meses.

Ahora, el departamento de Íñigo de la Serna aprueba la orden que declara desierto el concurso al no presentarse ninguna oferta, lo que acaba con el expediente que ofrecía un precio inicial de 1,7 millones. Esta decisión, que se ha conocido a la vuelta de la Navidad, conllevará una nueva convocatoria en la que Fomento modificará, previsiblemente, las condiciones ofertas para hacer más atractivo el expediente a la iniciativa privada.

La actuación, que no ha sido del interés de las empresas del sector, comprendía la producción, transporte y entrega del material en tres zonas de acopio de esta infraestructura de 49,7 kilómetros que une La Robla y Pola de Lena (Asturias). El anterior encargo de balasto, tramitado en 2011, preveía 145.000 toneladas. Casi la mitad están ya tendidas bajo las vías montadas en superficie en la vertiente leonesa y las demás siguen acopiadas a la espera de su uso.

Esta actuación era una de las primeras que veía la luz desde que en marzo el Ministerio, fruto de un acuerdo presupuestario, anunció un nuevo modelo de explotación para la Variante de Pajares. Fomento apostó hace casi un año por abrir las dos vías de forma simultánea y con ancho internacional, si bien el ministro confirmó hace semanas que uno de los túneles -el de la derecha en dirección hacia Asturias- se utilizará para el transporte de mercancías, al instalarse una vía compatible con el ancho ibérico.

El Gobierno prevé licitar el proyecto, cifrado en 100 millones, el próximo mes de febrero, de manera que la adjudicación e inicio de los trabajos se produzcan después del verano. El tiempo de ejecución de uno de los túneles será de 18 meses, si bien el otro podrá estar listo seis meses antes. El tubo de la izquierda no podrá ponerse en marcha hasta que lo esté el derecho, por lo que será en verano de 2020 cuando la Variante de Pajares esté concluida y apta para la circulación de trenes, lo que supone unos seis meses menos de los plazos fijados anteriormente.

León-La Robla

Respecto al tramo León-La Robla, cuyos trabajos se prevén licitar este mes en unos 40 millones, con el objetivo de que los primeros trenes puedan circular en pruebas por este trazado a finales de 2019. El proyecto consistirá en la implantación de una vía doble con ancho mixto que permitirá la circulación de ancho ibérico y ancho internacional.

Los objetivos de la actuación pasan por fomentar la velocidad y la seguridad, con la supresión de cuatro pasos a nivel (dos en San Andrés del Rabanedo y dos en el municipio de Cuadros). Dentro de las actuaciones en la estación de Santibáñez, el proyecto contempla la supresión de aparatos de vía. Una vez finalizados los trabajos de supervisión, se licitarán las obras en enero con 40 millones de inversión, a lo que hay que sumar otros tantos para la mejora de las instalaciones de forma paralela.

De esta manera, y con un plazo de ejecución de 12 meses, se prevé que los trabajos puedan arrancar después del verano y finalizar en los últimos meses de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos