Ciudadanos supedita el pacto de gobierno con el PP a la salida del concejal José María López Benito

Villarroel y Silván durante la presentación del acuerdo para los presupuestos municipales. /
Villarroel y Silván durante la presentación del acuerdo para los presupuestos municipales.

La portavoz de la formación naranja exige a Silván que aparte «de inmediato» al concejal de Infraestructuras porque sino «rompería los acuerdos que posibilitaron la investidura del alcalde»

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Ciudadanos da un golpe encima de la mesa y condiciona el pacto de gobieno con el PP en el Ayuntamiento a la salida del concejal López Benito .

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León, Gemma Villarroel, ha exigido a Antonio Silván que «aparte de inmediato» al Concejal de Infraestructuras y Deportes, José María López, tras su imputación en la Operación Enredadera.

Más información

A través de un comunicado, Villarroel ha reclamado al alcalde de León que «dé cumplimiento» a los Acuerdos de Regeneración Democrática firmados con Ciudadanos para posibilitar su investidura y aparte a López de su cargo.

«Con el fin de mantener el cumplimiento de dichos acuerdos, Silván está obligado a apartar a cualquier imputado por corrupción dentro de sus filas» ha afirmado la portavoz de la formación liberal, quien ha asegurado que de no ser así «el PP estaría rompiendo los acuerdos que posibilitaron la investidura del alcalde».

«Nuestro partido ha actuado con inmediatez suspendiendo de militancia y exigiendo la dimisión del Concejal en San Andrés del Rabanedo» ha recordado Gemma Villarroel, que asegura que, de no ser así, «será expulsado en las próximas horas».

Por ello, y del mismo modo, ha pedido al regidor leonés que «actúe con la misma celeridad y determinación» y aparte a los imputados por corrupción del Ayuntamiento de León, garantizando que los leoneses no tengan que sufrir el descrédito de la Institución municipal.

En juego

Petición que también lanzaban en bloque los partidos de la oposición –PSOE, León en Común, León Despierta y UPL- pero que, a diferencia, hace tambalear los cimientos del gobierno popular en el Ayuntamiento del capital leones, rompiendo presumiblemente, la «tranquilidad» de la que apenas seis horas antes hacía gala Antonio Silván.

El alcalde volvió a apelar a la «prudencia y la responsabilidad», la misma que argumentó para evitar responder si pondría la mano en el fuego por todos sus concejales días atrás. Esta vez para negar su intención de apartar de su cargo a López Benito.

Es más, advirtió, no tomará ninguna decisión hasta la toma de declaración –en septiembre- y se clarifique su posible participación en la trama de amaños de contratos públicos. Mientras tanto, sentenció, colaboración, prudencia y respeto. «Cuando finalice la investigación podremos tener argumentos para tomar las decisiones que correspondan», concluyó el alcalde.

Y en medias, una contradicción que ha puesto en entredicho la «transparencia total» de la que ha hecho gala estos últimos días y ha levantado ampollas en la oposición. Silván no dudó en advertir que desde el primer día tuvo conocimiento de la citación del concejal y, como tal, lo trasladó públicamente.

Sin embargo, dos días después y a preguntas de los periodistas, lo negaba con rotundidad y los grupos en el Ayuntamiento han advertido que nunca se les informó de la citación. Y prueba de ello, según han confirmado, es que la ejecutiva autonómica del PP se desconocía que López Benito había sido llamado a prestar declaración en sede judicial junto al arquitecto municipal, Miguel Martínez Puente, y el técnico Javier Herrera, responsable del área de Vías y Obras.

Ahora, Silván tiene la pelota en su tejado aunque su negativa a cesar al concejal podría abrir un nuevo escenario en el Ayuntamiento de León e incluso, en último lugar, la perdida de la Alcaldía. En la actualidad, el PP gobierna en minoría con diez concejales y el apoyo de los cuatro de Ciudadanos.

Nuevo horizonte

En la bancada de la oposición, ocho del PSOE, dos en León en Común, dos en León Despierta y el de UPL. La ruptura del pacto PP-Ciudadanos dificultaría el gobierno popular e incluso si ese apoyo se trasladase a los socialistas daría alas a una futurible moción de censura.

En cualquier caso, es pronto para hacer conjeturas y desde el PSOE municipal se mantienen cautos y a la espera de la actuación de Silván. «No somos amigos de aventurarnos sino de que los ciudadanos entiendan que hay que asumir responsabilidades. Esperaremos a ver cómo actúa el alcalde y luego tomaremos la decisión oportuna», remarcó el portavoz José Antonio Diez.

Directrices nacionales

Tomando distancia, el presidente del PP leonés, Juan Martínez Mano, no toma partida y asegura que atenderá a las directrices regionales y nacionales para actuar en relación a López Benito. «Sé que urge un titular pero esperaré a que haya directrices para tomar una decisión», señaló Majo.

Contenido Patrocinado

Fotos