Ciudadanos no ve suficiente el cese del concejal y acusa a Silván de seguir incumpliendo el pacto

Gemma Villarroel, portavoz de Ciudadanos./Noelia Brandón
Gemma Villarroel, portavoz de Ciudadanos. / Noelia Brandón

La portavoz de la formación naranja apunta a un alcalde «inmóvil» ante los casos de corrupción y plantea una alternativa política para que el Ayuntamiento de León no esté «bajo la sombra de la corrupción»

R.FARIÑAS

Silencio, momentáneo, el que llegaba desde las filas de Ciudadanos. El partido que había encendido la mecha de la 'bomba' que guardaba el pleno de julio en el Ayuntamiento de León se tomaba un tiempo para plantear su nuevo postura.

Tras el anuncio del portavoz del equipo de gobierno del cese temporal del concejal de Deportes e Infraestructuras, salpicado por la Operación Enredadera, las miradas se dirigieron hacia Gemma Villarroel, encargada de poner voz en las declaraciones de la formación naranja.

Sin embargo, la edil de Ciudadanos abandonó el salón de plenos sin pronunciar palabra a los medios de comunicación y remitiendo a más tarde para ofrecer sus reacciones.

Estas no tardaron en llegar en un comunicado oficial. «Gracias a la presión de Ciudadanos es el concejal imputado el que ha renunciado a sus competencias», redactaba dicho tecto.

Sin embargo, esta circunstancia parece insuficiente para la formación que, en palabras de su portavoz, demuestra que «El PP sigue arrastrando los pies cuando se trata de luchar contra la corrupción política», ha manifestado Villarroel. «Al alcalde Antonio Silvan le pesa la mochila de la corrupción. Trata de solucionar a medias el problema de corrupción que tiene dentro del Partido Popular», ha añadido.

Toda la información

La concejala ha subrayado que Silván «sigue inmóvil» y no ha cumplido el Acuerdo de Regeneración que firmó con la formación liberal en 2015, y en el que se comprometía expresamente en su punto 6 de apartar de cualquier cargo público a todo concejal imputado en casos de corrupción política.

«El problema es que Silvan no cree en el Acuerdo de Regeneración que le exigimos firmar en 2015. Por eso sigue inmóvil y por eso mantiene al concejal imputado dentro del Grupo Popular en el Ayuntamiento», ha afirmado la portavoz naranja.

Gemma Villarroel ha recalcado que esta decisión del concejal de delegar sus competencias y no dimitir de su cargo como miembro de la corporación municipal «demuestra la necesidad de construir una alternativa limpia y regeneradora como la que propone Ciudadanos para que el Ayuntamiento de Leon no esté bajo la sospecha de la corrupción sino al frente de quienes luchan contra ella».

Contenido Patrocinado

Fotos