https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los auxiliares de Compostilla piden un plan social que acabe con «las mentiras» de Endesa

La Plataforma de Auxiliares de Endesa se manifiesta en la delegación de la Junta. / N. Brandón

Los trabajadores se manifiestan frente a la delegación Territorial de la Junta en León para alzar la voz ante una situación en la que los despidos avanzan este viernes con 46 nuevos ceses y las alternativas no llegan a los trabajadores ni a la comarca

I. SANTOSLeón

Los auxiliares de Compostilla dicen ¡basta! a las mentiras de Endesa y llevan su problemática a la capital leonesa. Casi un centenar de trabajadores de la Central Térmica de Compostilla situada en Cubillos del Sil se han concentrado frente a la sede de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León para solicitar «más tiempo» a Endesa y «un compromiso real de los políticos».

Alonso Roa, portavoz de la Plataforma de Auxiliares, ha explicado que no creen en el plan social que se les plantea, «Endesa anuncia un plan que sabemos que es mentira, que nosotros quedaremos fuera».

Las alarmas están fundadas ya que este viernes los empleados recibirán la visita de Maesa, una de las auxiliares de la planta que llevará a cabo 46 despidos, que se sumarán a los que ya se han realizado en las últimas semanas. Pero la situación no queda ahí. «Hay otra empresa con un ERTE que afecta a 16 personas», añade Roa y asegura que «la próxima semana viene otro para 26 personas más».

Una transición justa

La principal crítica de la plantilla de auxiliares de Compostilla II es la falta de un plan social que haga efectivas todas las promesas de una transición justa propuesta por el Gobierno. «La transición justa que hemos visto es el cierre de Anllares que están en casa y la gente en el paro, nosotros abocados a ello, La Robla en el mismo camino», ha criticado el portavoz de la plataforma que este jueves se manifestaba a las puertas de la Junta de Castilla y León.

Alonso Roa lamenta que con estas decisiones «la zona queda desprotegida por parte de los políticos». Una nueva protesta de los trabajadores con la que buscan «no quedarse fuera de todo» y que se les de «más tiempo y se les incluya en el desmantelamiento».

A este respecto, Roa ha explicado que hay algunos compañeros que cuentan con más de 40 años cotizados y «ahora se van a quedar en la calle, nos quedamos fuera de todo».