Víctimas del Seminario de la Bañeza urgen a la Iglesia tomar medidas contundentes contra los pederastas

Víctimas del Seminario de la Bañeza urgen a la Iglesia tomar medidas contundentes contra los pederastas

La asociación ANIR pide elaborar un informe con los casos de pederastia y exige que no sigua «ninguneando y desprotegiendo a las víctimas»c

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El presidente de la Asociación Nacional Infancias Robadas (ANIR), Juan Cuatrecasas, ha enviado una carta a la Conferencia Episcopal española (CEE) en la que reclama a la Iglesia que deje de «ofender» a las víctimas de abusos y urge a emprender acciones claras, concretas y contundentes contra la pederastia.

La asociación que aglutina a varias víctimas de abusos sexuales en la Iglesia católica y que nació de la mano del exseminarista que destapó los abusos en La Bañeza, responde así a la disposición que expresó el presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, de recibir y atender a las víctimas y solicita una reunión con los responsables de la CEE.

Cuatrecasas lamenta la decisión del la CEE de no instar a las diócesis a elaborar un informe con los casos de pederastia que han tenido lugar en el pasado en el ámbito de la Iglesia.

«El pasado siempre nos alcanza y prescindir del pasado es en este caso demasiado grave, porque deja sin auxilio y protección a muchas de las víctimas de pederastia sin fecha de caducidad en su dolor y sufrimiento«, señala la carta.

El presidente de ANIR destaca que, si bien es positivo prevenir de cara al futuro, también es «urgente y necesario» que la Iglesia española «no continúe ninguneando, desprotegiendo y ofendiendo a sus víctimas» al no denunciar ni excluir de las filas de esta institución a «sus delincuentes y encubridores».

Cuatrecasas, padre de un menor víctima de abusos, subraya en la misiva que acompañar a las víctimas «no es una elección de libre albedrío», sino «una obligación desde el deber» que tiene la Iglesia católica.

Tiempo de oportunidades

Reclama hechos, «acciones claras, concretas y contundentes« sin más dilación porque las víctimas necesitan reconocimiento y reparación y para ello »son necesarias transparencia, inmediatez y denuncia en la justicia ordinaria«.

El presidente de ANIR cree que se abre ahora para la Iglesia «un tiempo de oportunidades» que, «si es despreciado o cogido con hilos, sólo provocará más tiempos de zozobra y crucifijos de cristal».

«El enemigo está situado intramuros, forma parte de la Iglesia y es la voz de las víctimas la única que ha activado y liderado este proceso de denuncia, justicia y verdad«, ha advertido.

Se remite a las palabras de Blázquez, que se mostró dispuesto a recibir a las víctimas y representantes de esta asociación, y valora que, aunque esta voluntad de encuentro «llega tarde», «por fin ahora hay ausencia de inconvenientes».

Cuatrecasas se muestra, no obstante, escéptico respecto a la «deseable y urgente» actitud de reconocimiento y reparación de todas las víctimas por parte de la jerarquía eclesiástica española, pero cree necesario mantener ese encuentro «libre de ataduras y corsés».

«Quedamos pues a la espera de lugar, fecha y hora para fijar ese encuentro de trabajo» al que las víctimas quieren llevar sus propuestas y «esperamos suponga un primer paso para expiar soberbias y faltas de transparencias», dice la carta.