Francia, en el punto de mira del Estado Islámico

Además del principal vivero de combatientes europeos, el territorio galo ha sido víctima este año del ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo y el asalto al supermercado kosher de París

COLPISAMADRID

Francia ocupa de nuevo el punto de mira del grupo yihadista Estado Islámico, en un 2015 de infausto balance, en el que el país galo ha sufrido el atentado contra la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo y el asalto contra el supermercado kosher de París, que dejaron 17 muertos.

El poder de captación del Estado Islámico tiene en Francia el terreno más fértil para convertir a civiles en muyahidines, combatientes y también lobos solitarios como Amedy Coulibaly.

Junto a Bélgica, es el país con más islamistas que combaten en Siria e Irak: casi 400 del total de 1.100 que están vinculados a redes fundamentalistas. El grupo yihadista recurre generalmente a tintes épicos y propagandísticos para captar adeptos a través de internet y las redes sociales.

La estrategia de comunicación del Estado Islámico ha hecho posible que cuente ya con unos 50.000 combatientes, de los que el 91% proceden de Internet y las redes sociales. En el caso de Francia se suma el hecho de que «grupos radicales enviaron numerosos voluntarios a combatir a EE UU en Irak», así como la prédica del movimiento Tabligh, muy activo desde mediados de los 90, según explica Louis Caprioli, ex jefe de Inteligencia.