Riad se vio forzada a reconocer la muerte de Khashoggi

La Policía turca encuentra un coche que podrían haber usado los asesinos del periodista saudí./AFP
La Policía turca encuentra un coche que podrían haber usado los asesinos del periodista saudí. / AFP

La Policía turca encuentra un coche con matrícula diplomática saudí que podrían haber utilizado los asesinos del periodista

EFERiad/Estambul

El Gobierno turco ha asegurado este martes que fue la reacción de la comunidad internacional y de Turquía la que obligó a Arabia Saudí a reconocer la muerte del periodista criticó saudí Jamal Khashoggi, que desapareció tras entrar en el consulado de su país en Estambul hace tres semanas.

«El mundo habló con una voz fuerte. Eso y nuestra reacción forzó a Arabia Saudí a reconocer la muerte» (de Khashoggi), ha asegurado el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, según recoge la agencia Anadolu. En un primer momento, Riad afirmó que el periodista había abandonado vivo la oficina diplomática, pero el pasado sábado, tras el aumento de la presión internacional, la Fiscalía saudí asumió que Khashoggi murió en una pelea dentro del consulado y abrió investigaciones contra 18 sospechosos.

«Hay un asesinato y la cuestión es esclarecerlo», ha dicho el ministro, quien recordó que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, hará públicas este martes las conclusiones de la investigación turca sobre la desaparición y muerte del periodista.

Çavusoglu negó que Ankara haya compartido pruebas sobre la investigación del caso con otros países, aunque admitió reuniones entre servicios de inteligencia. «Es importante que Arabia Saudí reconozca que Khashoggi fue asesinado, aunque lo hiciera tarde. Turquía está decidida a continuar con la investigación», ha apuntado Çavusoglu.

El titular de Exteriores también ha asegurado que Turquía se muestra dispuesta a cooperar con la ONU o con cualquier Corte internacional en el caso de que querer llevar a cabo una investigación independiente del caso.

Por otro lado, las autoridades turcas continúan investigando la desaparición del periodista. Las fuerzas de seguridad encontraron ayer un coche con matrícula diplomática del consulado saudí abandonado desde hace dos semanas en un aparcamiento de Estambul. La policía espera poder obtener permisos de las autoridades saudíes para registrar el vehículo.

Cerebro de la operación

Ese medio, cercano al Gobierno turco, señala que Ahmed Abdulah Al Muzaini, a quien define como jefe local de la inteligencia saudí, viajó a Riad el día 29 de septiembre y regresó el 1 de octubre, la víspera de la de desaparición de Khashoggi. 'Sabah', que no menciona ninguna fuente, asegura que fue esta persona quien recibió y ejecutó la orden de matar al periodista, crítico con el actual régimen saudí.

Por otra parte, este martes ha dado comienzo el Future Investment Initiative (FII) o 'Davos del desierto', principal foro económico de Arabia Saudí, con un recuerdo a la figura de Jamal Khashoggi. La directora ejecutiva de la compañía financiera Olayan y miembro del Consejo Consultivo del FII, Lubna Olayan, ha abierto la sesión inaugural del foro recordando la «terrible» muerte del periodista y ha subrayado que «con el apoyo del Gobierno la verdad emergerá».

Contenido Patrocinado

Fotos