El mundo reacciona ante la matanza de Pittsburgh

Un grupo de gente en vigilia por las víctimas del tiroteo de la sinagoga de Pittsburgh en Pittsburgh, EE UU./
Un grupo de gente en vigilia por las víctimas del tiroteo de la sinagoga de Pittsburgh en Pittsburgh, EE UU.

El ataque antisemita más mortífero en la historia reciente de Estados Unidos ha provocado una avalancha de condenas internacionales

COLPISA / AFPMadrid

El asesinato de 11 personas en el ataque antisemita más mortífero en la historia reciente de Estados Unidos ha provocado una avalancha de condenas internacionales y advertencias sobre un aumento del discurso de odio.

«Expreso mi cercanía con la ciudad de Pittsburgh, en Estados Unidos, y en particular con la comunidad judía, golpeada ayer por un terrible atentado en una sinagoga», ha dicho el papa Francisco este domingo después de la oración del Ángelus. «En realidad, todos estamos heridos por este acto inhumano de violencia«, ha reiterado delante de los fieles en la plaza de San Pedro.

El Museo en Memoria del Holocausto de Estados Unidos ha expresado que el ataque «recuerda a todos los estadounidenses los peligros del odio sin control y el antisemitismo, que deben enfrentarse dondequiera que aparezcan« y ha pedido »trabajar activamente para promover la solidaridad social y respetar la dignidad de todos los individuos«.

La Liga Antidifamación, un grupo de derechos civiles, ha declarado: «Es simplemente inconcebible que los judíos sean atacados durante la oración en una mañana de sabbath, e impensable que esto suceda en Estados Unidos en estos días«.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha escrito en su cuenta Twitter: «Todo el pueblo de Israel llora con las familias de los fallecidos. Somos solidarios con la comunidad judía de Pittsburgh. Somos solidarios con el pueblo estadounidense frente a esta violencia antisemita horrible».

«Pensamos en las familias de quienes fueron asesinados y rezamos por la rápida recuperación de quienes resultaron heridos«, ha dicho por su parte el presidente israelí, Reuven Rivlin.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido un frente unido «para hacer retroceder las fuerzas del racismo, el antisemitismo, la islamofobia y otras formas de odio, intolerancia, discriminación y xenofobia que se fortalecen en muchas partes del mundo». «El antisemitismo es una amenaza para los valores democráticos y la paz, y no debería tener lugar en el siglo XXI», ha dicho en un comunicado.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha calificado el tiroteo como un «ataque antisemita horrible».

«Todos debemos alzarnos con determinación contra el antisemitismo. En todas partes», ha declarado por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, en una breve declaración publicada en Twitter.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha condenado el atentado «antisemita de Pittsburgh». «Mis pensamientos son para las víctimas y mi apoyo para sus allegados», ha agregado.

«Lamentamos el ataque ocurrido en la sinagoga de Pittsburgh, Pennsylvania, EEUU; condenamos la violencia. Nuestras más sinceras condolencias a los familiares de las víctimas y a la comunidad judía», ha escrito el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en Twitter.

 

Fotos