Hasina arrasa y es elegida para su cuarto mandato en Bangladesh

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina. / Afp

La abismal diferencia con la que la Liga Awami dejó atrás a los opositores ha sido vista como una muestra de irregularidad y fraude por los opositores, que reclamaron nuevos comicios

EFE

La líder de la gobernante Liga Awami, Sheikh Hasina, está llamada a ejercer un tercer mandato consecutivo, y el cuarto de su carrera política, como primera ministra de Bangladesh, después de que su formación consiguiera una aplastante victoria de las elecciones generales con 288 de los 300 escaños.

Con este resultado la formación de Hasina quedó muy por encima de la mayoría de 151 escaños necesaria para gobernar, dejando al opositor Frente Jatiya Oikya -liderado por el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) de su rival, la ex primera ministra Khaleda Zía-, prácticamente anulado con solo siete asientos, según los datos oficiales.

Tres escaños quedaron en manos de los candidatos independientes, y otros dos representantes aún no han sido definidos, uno de ellos en una circunscripción en la que la elección fue pospuesta hasta enero.

Con esta victoria, la hija del «padre» de Bangladesh se pone al frente de un mandato récord en la nación que ha afrontado largos períodos de inestabilidad después de su independencia, en 1971, y que ha visto despegar su economía de la mano de Hasina en la última década.

La abismal diferencia con la que la Liga Awami dejó atrás a los opositores ha sido vista como una muestra de irregularidad y fraude por los opositores, que reclamaron un nueva elección antes de que se conocieran los resultados.

«Pedimos a la Comisión Electoral que cancele y declare nulas estas elecciones, son una farsa, y queremos que lo haga inmediatamente», sentenció el dirigente de la coalición Frente Jatiya Oikya, Kamal Hossain, durante una rueda de prensa tras el cierre de los colegios electorales.

Hossain llamó a repetir los comicios «lo antes posible» bajo la tutela de un Gobierno interino, una modalidad suprimida por Hasina cuando retornó al poder en 2009 y que llevó a la oposición a boicotear los siguientes comicios, en 2014.

Sin embargo, la Comisión Electoral de Bangladesh descartó la celebración de nuevos comicios asegurando que la jornada se desarrolló con regularidad, y que no hay fundamentos para cuestionarlas.

«No celebraremos una nueva elección. En los medios de comunicación, la televisión y los periódicos hemos visto que no hubo irregularidades, hasta ahora no hemos recibido ninguna denuncia de irregularidades», dijo en una declaración a la prensa el jefe de la Comisión, Nurul Huda.

Hasina hizo su primera aparición horas después de que se conocieran los resultados oficiales, durante una conferencia de prensa con medios extranjeros, en la que desestimó también cualquier denuncia de irregularidad y aseguró que de haberlas serán investigadas.

«Si hay alguna irregularidad encontrada por la Comisión Electoral o las agencias de cumplimiento de la ley, inmediatamente se deberá cancelar la elección (en ese centro)», dijo Hasina a los reporteros al ser abordada por las denuncias de los opositores.

Los opositores aseguran también haberse enfrentado en desventaja en esta liza, acumulando miles de denuncias de detenciones de su militancia y líderes políticos e impidiendo casi por completo una campaña justa.

Sin embargo, la primera ministra aseguró que ha sido el BNP y sus aliados, los que promovieron la violencia que causó la muerte de al menos 19 personas, 17 de ellas durante el día de la votación.

Los opositores «no pudieron ganar la elección, pero nosotros no intentamos acosarlos, ni los líderes de nuestro partido ni los activistas obreros. No, en lo absoluto. Más bien, unas 20 personas de mi partido fueron asesinadas por el BNP y Jamaat (partido islamista aliado del BNP)», dijo.

Hasina aseguró, sin embargo, que en este nuevo capítulo los opositores «definitivamente disfrutarán de todos sus derechos para organizar su partido político, pueden realizar sus actividades políticas, nadie lo va a impedir», dijo.

«Nuestro objetivo es desarrollar el país», añadió la líder, a quien se le atribuye el asombroso crecimiento del PIB y el despegue de las importaciones de la nación, que ha estado durante años entre las mas pobres del mundo y que al mismo tiempo ha sido acusada de ser gobernada de forma autoritaria y represora.

La victoria del Gobierno de la Liga Awami recibió el esperado espaldarazo del primer ministro indio, Narendra Modi, el primer líder en felicitarle, que valoró la jornada como una reafirmación de la democracia.

«Acogemos con satisfacción la finalización con éxito de las elecciones parlamentarias en Bangladesh. La India felicita calurosamente al pueblo de Bangladesh por reafirmar su fe en la democracia, el desarrollo y la visión de Sheikh Mujibur Rahman» el padre de Hasina, indicó el Gobierno indio en un comunicado.

 

Fotos