Guaidó desafía la amenaza de Maduro y mantiene su agenda de encuentros públicos

Juan Guaidó./EP
Juan Guaidó. / EP

El líder opositor y 'presidente encargado' de Venezuela ignora el riesgo de detención tras perder su inmunidad parlamentaria y llama a salir este sábado a las calles

DAGOBERTO ESCORCIABogotá

Lejos de amedrentarse por haber sido despojado de la inmunidad parlamentaria y ser consciente de que puede ir a prisión, Juan Guaidó mostró este jueves su cara más combativa y desafiante ante el régimen de Nicolás Maduro, en un encuentro con jóvenes líderes de todo el país y de todas las tendencias políticas que tuvo lugar en el Palacio Federal Legislativo de Caracas.

Como si se sintiera más cerca de su objetivo político que del Helicoide (el edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, y de su temida cárcel), Guaidó se sintió orgulloso de estar en el escenario en que estaba: «Gracias al pueblo hoy estamos ejerciendo desde este Palacio Federal Legislativo. Muy pronto estaremos muy cerca del Palacio de Miraflores (sede del Gobierno), que es el espacio que el pueblo está exigiendo y reclamando para funciones de cara a la ciudadanía».

LA CLAVE

Ayuda de Rusia.
El Gobierno chavista no desmiente la noticia de que el país espera nuevo apoyo militar de Moscú

El líder de la oposición al régimen chavista centró su mensaje a los jóvenes en lo que él ha bautizado como 'operación Libertad'. «El sábado 6 de abril vamos a dar una muestra muy grande de lo que el pueblo de Venezuela está dispuesto a hacer, y que tiene muy claro que no está (acostumbrado) ni se va a acostumbrar a esta tragedia que estamos viviendo. La Operación Libertad está en marcha, es el compás y la articulación de todos los factores de toda la sociedad para reclamar definitivamente su libertad y la democracia».

Seguro y convencido de que la movilización será un éxito, y conociendo que Maduro también ha hecho un llamamiento a los milicianos para que se unan ese mismo día a las «cuadrillas de paz», Guaidó insistió en manifestar que el sábado es el comienzo de una fase definitiva del cese de la usurpación y de la persecución a varios diputados: «No estamos pidiendo ni esperando. Estamos actuando por el cambio de este país. El sábado tenemos una nueva cita con la Historia. Estamos en una lucha entre la vida y la muerte, entre la luz y la oscuridad. No vamos a descansar un solo día para ver libre a Venezuela».

Falso plan de racionamiento

El presidente encargado de Venezuela fue subiendo el tono de su discurso retador: «Creen que amenazando con paramilitares armados van a detener el avance de este proceso. ¿Que da miedo? Claro que escuchar un disparo cerca puede generar miedo», reconoció. «Pero no va a ser la represión ni la intimidación la que nos lleve a acostumbrarnos a bañarnos con un cubo de agua».

Guaidó sostiene que el régimen quiere imponer por regla la represión al pueblo, y explica que lo hace porque no tiene otra respuesta: «Hay un plan de racionamiento, pero es falso. Y era muy sencillo, solo era anunciar Estados, días y horas, pero han preferido sacrificar Estados completos y regiones por el miedo que le tienen a Caracas, porque saben que el pueblo no va a tolerar más incapacidad y más corrupción».

Nicolás Maduro volvió a aparecer vía telefónica en su programa favorito, 'Con el mazo dando', que dirige y presenta su amigo y mano derecha en el Gobierno Diosdado Cabello. Habló de que conocía un plan para ser asesinado por la oposición. Por su parte, el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, no desmintió a la agencia Interfax en la noticia de que Venezuela estaba a la espera de la llegada de nuevas misiones militares desde Rusia: «Cooperamos con Rusia en muchos sectores, uno de ellos es el de la defensa».

Más información: