Los pilotos de Ethiopian Airlines siguieron las pautas de Boeing antes del accidente

Caja negra del Boeing de Ethiopian Airlines siniestrado./EFE
Caja negra del Boeing de Ethiopian Airlines siniestrado. / EFE

Desconectaron el sistema de estabilización del avión para recuperar el control del aparato, pero no consiguieron hacerlo remontar

COLPISA/AFPNueva York

Los pilotos del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines que se estrelló en marzo siguieron los pasos de emergencia estipulados por el constructor pero no pudieron recuperar el control del avión, informó este miércoles el diario estadounidense 'The Wall Street Journal'.

El avión se estrelló el 10 de marzo poco después del despegue de Adís Abeba,matando a las 157 personas que iban a bordo. Era el segundo accidente mortal de un 737 MAX en menos de cinco meses, lo que hizo que se suspendiera la autorización de vuelo de este modelo a nivel mundial.

El primer caso se dio en octubre, cuando 189 personas murieron al estrellarse un avión de este modelo de la compañía aérea Lion Air en Indonesia. Tras este accidente Boeing emitió una circular recordando las pautas de emergencia para anular un sistema desarrollado especialmente para los aviones MAX.

Los pilotos que intentaron recuperar el control del avión etíope al principio siguieron esos procedimientos para apagar el sistema de estabilización, llamado Sistema de Aumento de Características de Maniobras (MCAS), pero fueron incapaces de controlar el aparato, afirma The Wall Street Journal citando a fuentes con acceso a las conclusiones preliminares de la investigación sobre el accidente. Acto seguido intentaron recuperar el control de otra manera pero fue en vano, añade el periódico cuyas fuentes se basan «en los datos descargados de las grabadoras de la caja negra del avión».

El informe preliminar sobre el accidente se publicará esta semana, informó el gobierno etíope. Se cree que el MCAS ha sido un factor clave en ambos accidentes del 737 MAX. Está diseñado para bajar automáticamente el morro de la aeronave si detecta un bloqueo o pérdida de velocidad aerodinámica.

Antes del accidente, los pilotos del 737 MAX de Lion Air lucharon por controlarlo cuando el MCAS presionó hacia abajo el morro del aparato, según un registrador de datos de vuelo. Tanto el avión de Lion Air como el de Ethiopian Airlines -ambos modelos MAX 8- sufrieron subidas y bajadas erráticas y una velocidad de vuelo fluctuante antes de estrellarse poco después del despegue. Etiopía ve «similitudes claras» entre los dos accidentes.

La semana pasada Boeing, en busca soluciones para que el modelo pueda volver a volar, reunió a cientos de pilotos y periodistas para presentar cambios para el MCAS. Uno de ellos consiste en que el sistema deje de hacer correcciones cuando los pilotos intenten recuperar el control.

Más información