El presidente de Túnez nombra como primer ministro a un joven político

El nuevo primer ministro, Yúsef Chahed./
El nuevo primer ministro, Yúsef Chahed.

Yúsef Chahed, hasta ahora ministro de Asuntos Locales, es además un familar lejano del mandatario

EFEcartago

El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, ha nombrado al joven político Yúsef Chahed, su familiar lejano y hasta ahora ministro de Asuntos Locales, como nuevo primer ministro. En una ceremonia oficial celebrada en el Palacio presidencial de Cartago, Essebsi encargó a Chahed, de 41 años, la formación de un Gobierno de unidad nacional.

La Asamblea de Representantes del Pueblo (ARP) no renovó el pasado domingo su voto de confianza al ya exprimer ministro Habib Essid, por lo que el presidente se ha visto obligado a designar a un sustituto para el cargo. El nuevo primer ministro deberá formar el nuevo Gobierno en un plazo límite de 30 días y hasta entonces el Ejecutivo saliente se encargará de gestionar los asuntos del país.

A sus 41 años, Chaled es el político más joven en la historia de Túnez que llega al cargo de primer ministro. En sus primeras declaraciones, ha expresado su deseo de que en el nuevo Gobierno estén representados "el máximo de partidos políticos y de personalidades" de Túnez. "El país entra en una nueva fase que necesita coraje, fuerza y valentía para superar los retos y desafíos actuales", señaló.

Acerca del próximo Ejecutivo que dirigirá, afirmó que "será un Gobierno en el que habrá muchos jóvenes y mujeres, intentando encajar al máximo numero de personalidades nacionales". "Las prioridades del Ejecutivo serán primero la seguridad, segundo la lucha contra la corrupción, después la lucha contra el paro, el reequilibrio de la economía y por último la ecología y la protección de la naturaleza", enumeró el primer ministro.

Estado de emergencia terrorista

El nuevo jefe de Gobierno es ingeniero agrónomo, especialista en la gestión de crisis alimentarias, y con experiencia en las universidades de Tokio y Sao Paulo y fundaciones internacionales. El nuevo Gobierno que forme deberá obtener la aprobación del parlamento (ANC), con el apoyo de una mayoría simple de 109 diputados sobre un total de 218 escaños. Túnez se encuentra sumido en una grave crisis económica, social y de seguridad desde los tres graves atentados terroristas en 2015 que impactaron sobre el turismo y las inversiones y obligaron a declarar un estado de emergencia que sigue vigente.

Chahed es desde 2013 miembro del partido que ganó las elecciones legislativas y presidenciales de 2014, Nidá-Tunis, al que asesoró en su programa político desde el comité organizativo. Su designación ha levantado polémica en sectores de izquierda y entre el grupo de críticos de Nidá-Tunis por los vínculos familiares "lejanos" que lo unen con el presidente del país, al que han acusado de "nepotismo".

Chahed es sobrino del yerno de jefe del Estado, según afirmaron diputados de izquierda a los medios. Se trata del segundo caso desde que Hafed Essebsi, hijo del presidente, tomó la dirección del partido gobernante sin presentarse a elecciones, en que un familiar del presidente se pone en primera línea de la política tunecina.