Norma Duval insiste en ver a Carmen Sevilla

Norma Duval. /Efe
Norma Duval. / Efe

La exvedette ha pedido encarecidamente a su hijo Augusto Jr volver a ver a la artista, enferma de Alzheimer

E.N.

Purificación Martín Aguilera, más conocida como Norma Duval, vive alejada de los escenarios y a sus 62 años ha preferido vivir plácidamente junto a su pareja, el alemán Matthias Kühn, después de sus matrimonios con Marc Ostarcevic, con el que tuvo a sus tres hijos, Marc, Christian y Yelko, y con José Frade.

El pasado miércoles, Duval acudió a un acto para agradecer a los cuidadores el tiempo que dedican a los familiares enfermos bajo el lema 'Tu trabajo habla muy bien de ti'. Durante el mencionado acto, se emitió un vídeo que le habían preparado y en el que su hijo Yelko le reconocía su sacrificio, agradeciéndole el cuidado de su madre y hermana y llegó a llorar al escuchar otro de Matthias Kühn, en el que la reconocía todo el tiempo que había dedicado al cuidado de su madre que padece Alzheimer, según recoge el portal 'Chance'.

En este momento, ella también sorprendió a los presentes, al hacer un llamamiento a Augusto Algueró Jr, hijo de Carmen Sevilla, para que le deje ver a su madre que padece la misma enfermedad.

Duval explicó las razones de su gran cariño hacia Carmen: «Empecé a trabajar con ella a los 17 años y lo que empezó siendo un tema profesional después Carmen se convirtió en mi familia. Su hijo Augusto se ha criado en gran parte con nosotros, con mi familia, con mi hermana con la que ha crecido y hemos formado una familia muy bonita en los años en los que hemos tenido mucho contacto. Después la vida, por diferentes motivos, nos ha separado un poco porque te casas, tienes hijos, te divorcias, te casas otra vez, viajas... Pero el cariño siempre ha estado ahí presente».

A pesar de esa buena relación que las une, ella no ha podido ver todavía a Carmen: «En el año 2015 le pedí a Augusto que me dejara ver a su madre porque yo quiero despedirme de ella y no tengo respuesta. Desde aquí le hago un llamamiento para que me deje despedirme de Carmen Sevilla. Quiero verla y abrazarla, no quiero despedirme delante de un ataúd».