Meng Wanzhou, en libertad vigilada

El dispositivo GPS en el tobillo de Wanzhou. /D. Mackinnon
El dispositivo GPS en el tobillo de Wanzhou. / D. Mackinnon

El localizador GPS es una de las condiciones que impuso el juez a la vicepresidenta de Huawei para poder seguir libre

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La vicepresidenta de Huawei no conoce, muy probablemente, aquel éxito precoz y veraniego de María Isabel. 'Antes muerta que sencilla', proclamaba machaconamente. Sin embargo, a la luz de la desinhibida indumentaria que escoge para sus salidas, le encaja como pulsera telemática a su tobillo. Meng Wanzhou combinaba estos días el dispositivo policial de vigilancia con una minifalda y zapatos-joya para acudir a una nueva audiencia en un tribunal de Vancouver (Canadá). El localizador GPS es una de las condiciones que le impuso el juez para poder seguir en libertad mientras se estudia su proceso de extradición a Estados Unidos.

La directora financiera de la multinacional china especializada en tecnología debe estar acompañada las veinticuatro horas del día por personal de vigilancia pagado de su propio bolsillo y no puede salir de los límites de la ciudad canadiense. La ejecutiva del gigante asiático de las telecomunicaciones fue arrestada el pasado 1 de diciembre en el aeropuerto de Vancouver, cuando hacía escala en un viaje programado a México, a solicitud de las autoridades estadounidenses por supuestamente cometer fraude y violar las sanciones comerciales impuestas por Estados Unidos a Irán.