Melanie Griffith cambia de identidad

La nueva imagen de Melanie Griffith. /Instyle
La nueva imagen de Melanie Griffith. / Instyle

La actriz se ha regalado una nueva cara en la que desaparecen prácticamente las arrugas

E.N.

El pasado jueves, Melanie Griffith cumplía 61 años. Sin ningún hombre a su lado del que recibir un regalo, ella misma optó por hacerse un llamativo presente: un 'lifting' en su cara. El rostro actual de la actriz nos permite intuir que se trata de la ex de Banderas, aunque su identidad parece otra bien distinta.

La revista ameriana 'Instyle' ha sido la encargada de difundir fotografías con la nueva imagen de Griffith. En esta publicación, como recoge la web de 'El Comercio', la actriz reconoce que no está loca por encontrar a un hombre, aunque, sin perder su tradicional ironía, responde: «Pero si sabes de alguien, avisa».

La afición por eliminar arrugas de su rostro no es nueva. Incluso su ex pareja, Antonio Banderas, le dijo en muchas ocasiones «que no hace falta que se retoque» porque, supuestamente, a él le gustaban las arrugas de su mujer, aunque no hay que olvidar que, cuando el actor español se separó de Melanie, buscó una pareja 20 años más joven que él.

La actriz, de vacaciones en su cabaña de Aspen (Colorado), parece que quiere recuperar el tiempo perdido, con una filosofía de vida que explica en el número de septiembre de la revista 'Instyle', publicación que hace hincapié en que «la sirena de Hollywood, Melanie Griffith está sexy, soltera y lista para pasar a la acción». Ella misma reconoce que le encantaría enamorarse, pero que jamás recurriría a una 'app' de citas porque le parecen «una horterada». También confiesa que ha tenido un par de amantes, pero que, en ningún momento, le han entrado ganas de volver a casarse porque ahora, con 61 años y cuatro hijos, «por fin tengo la vida que siempre he querido llevar».

Griffith no se muerde la lengua cuando es cuestionada por un tema polémico, el acoso a las actrices en Hollywood: «Tenía claro que no iba a dejar que nadie se aprovechara de mí. Y eso que yo era tonta... No digo que esas chicas (las del #MeToo) lo sean, digo que yo era consciente de que algo así podía pasar. Pero he sido una tipa dura y nunca habría hecho nada que no quisiera hacer».

Contenido Patrocinado

Fotos