Las medias verdades de la campaña

Fotograma del vídeo España es el mejor país para nacer/
Fotograma del vídeo España es el mejor país para nacer

Pasar el filtro de la comprobación de datos por los mensajes de los candidatos revela que se fuerzan las estadísticas

LUIS ANARTE

No hay peor verdad que la media verdad. Las campañas electorales son muy dadas a excesos y exabruptospero también a frases en las que se juega con los datos y se fuerzan las estadísticas como si fueran de goma. Ante la convocatoria del 28 de abril, los discursos de los candidatos están desfilando por el filo de la navaja de la verdad. Aunque muchas de sus afirmaciones -de forma especial en las redes sociales- no se pueden considerar bulos políticos, sí que entran en un terreno muy próximo a los denominados 'hechos alternativos'. Una somera inspección de los mensajes del PSOE, el PP y Vox en las últimas horas permite contemplar este uso de las medias verdades como estrategia política. A continuación citamos tres ejemplos muy recientes de estas prácticas:

Uno de los vídeos difundidos por el PSOE dentro de su campaña defiende que España es el mejor país para nacer. Durante un minuto, con protagonistas en varios idiomas, se enumeran situaciones donde España encabeza el ránking en Europa o en el mundo. Pero con alguno de estos datos surge la duda que si realmente se cumplen.

«El país con mayor esperanza de vida del mundo», afirma uno de los protagonistas del vídeo. La pregunta radica en si España lo es ya, como afirma el spot, o llegará a serlo. Según un estudio de la universidad de Washington publicado en la revista Lancet en octubre pasado, el año para volver a situarnos a la cabeza de este ranking sería el año 2040 por encima de Japón. Ese mismo estudio sitúa a Singapur o Suiza por delante con lo que en 20 años se escalarían cuatro puestos. Dependerá de varios condicionantes como mantener la vida mediterránea. En cualquier caso, hoy en día no es el país con más esperanza de vida del mundo, como afirma el PSOE. Según el informe de The Lancet, Japón sigue por delante de España en esta materia.

Otra de las frases del vídeos asegura que España es el país número uno en alta velocidad ferroviaria. También es discutible en términos absolutos de kilómetros. España, aún siendo referente mundial, no dispone de la mayor red del mundo. Ese puesto le corresponde a China. Lo más curioso de este caso es que la propia ministra de Industria,la socialista Reyes Maroto, fue quien afirmó en el World Travel & Tourism Council de Sevilla, celebrado en abril de este año, que China se encuentra por delante de España en este terreno.

Los datos del paro

Pablo Casado afirmó el pasado viernes, primer día de campaña electoral, que con el Gobierno de Pedro Sánchez hay 126.000 parados más. Un dato engañoso porque el líder del PP comparó la cifra de mayo de 2018, último mes con Mariano Rajoy en la Moncloa, cuando, según los datos oficiales, había 3.252.130 desempleados, con los datos de febrero de 2019, que cerró con 3.289.040.

Pablo Casado el pasado viernes
Pablo Casado el pasado viernes

En efecto, hay más parados. No los 126.000 que dijo Casado, sino casi 37.000. Pero para hacer una comparación homologable hay que cotejar meses de características iguales, es decir dos febreros o dos mayos. Entre febrero de 2018, con Rajoy en el Gobierno, e igual mes de este año hay 181.000 parados menos, lo que supone una reducción del 5%.

El incendio de Notre Dame

En su perfil de Twitter, Santiago Abascal, se ha hecho eco de una noticia sin comprobar. Según algunos sitios web, grupos de ciudadanos de origen árabe han celebrado el incendio que ha arrasado la catedral de Notre Dame. Todo viene de unos hipotéticos 'emojis' con caritas sonrientes que personas con nombres propios de Oriente medio habrían otorgado en Facebook a una información sobre la catástrofe de París.

El vídeo en el que se muestran ese supuesto muro de la red social ha suscitado dudas sobre su veracidad. En un primer momento se ha planteado que las reacciones de alegría ante el incendio eran una minoría dentro de una reacción mayoritaria de consternación. pese a todas las dudas y el riesgo de generalizar a partir de 'emojis' en la red, el candidato de Vox no ha dudado en afirmar: «Los islamistas que quieren destruir Europa y la civilización occidental, celebrando el incendio de Notre Dame. Tomemos nota antes de que sea tarde».