Podemos quiere protagonizar «el cambio» para decir adiós «al exilio y a la precariedad en León»

Pablo Fernández y Ione Belarra, durante el mitin. / Noelia Brandón | Campillo

La portavoz adjunta de Unidas Podemos, Ione Belarra, ejerce el protagonismo durante un mitin de la formación morada y Equo en el Pabellón La Torre en el que intervinieron los candidatos a las municipales de León, Ponferrada y el alfoz de la capital

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Con una madrina de galones, Podemos-Equo ha llamado a los suyos a construir el camino hacia la entrada morada en los gobiernos a partir del 26-M. Lo ha hecho con Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidas Podemos, en una cita para los convencidos, con la idea de sumar a la causa a los que tengan dudas.

Defendiendo la fuerza del partido morado, la portavoz mostró los planes de Podemos en esta campaña, que pasan por «echar el resto y poner lo mejor de nosotras mismas» en esta última semana, en la que el partido «solo obtiene ayuda de sus militantes».

Así, Ione Belarra señaló que durante estos días «estamos poniendo encima de la mesa una cosa muy sencilla, que es básicamente que cuando hemos tenido influencia para influir en las políticas de gobierno lo primero que hemos hecho ha sido subir el salario mínimo a 900 euros y mejorar las cosas de manera concreta, de una manera que le toca al bolsillo de la gente».

Para esta campaña, que definió como una «segunda vuelta», planteó la importancia de «que seamos capaces no sólo de frenar al trío de Colón, de frenar a las derechas, sino sobre todo de frenar las políticas de derechas, las políticas que privilegian a los que mandan sin presentarse a las elecciones y eso solo se hace con un voto, el de Podemos, que garantiza que se empiezan a cambiar algunas cosas y que es garantía de cambio aquí en León y en Castilla y León».

En el acto, que contó con los candidatos a las alcaldías de León (Nicanor Pastrana), Ponferrada (Lorena González), San Andrés del Rabanedo (Mari Carmen Álvarez) y Villaquilambre (Juanjo Moro), el candidato morado a la presidencia de la Junta, Pablo Fernández, señaló que León vive «la oportunidad histórica de poder desalojar al PP y que lleguen inversiones a una provincia que agoniza y languidece y cuyo potencial está siendo sistemáticamente desaprovechado por los gobiernos de PP y PSOE».

«Somos la única opción de cambio y progreso» en contraposición con «las políticas de las derechas, que redundan en la precariedad, la desigualdad y exilio y el PSOE, partido veleta que vive en el baile de la yenka, dando un paso a la izquierda y dos a la derecha», afirmó.

León, insistió, tiene los requisitos para situarse a la vanguardia de una transición energética justa, creando empleo de calidad. El progreso, dijo, que a día de hoy no han propiciado las políticas de otros partidos llegará si se toman medidas que incluyen la potenciacion de la Ciudad de la Energía de Ponferrada, Ciuden, o el Instituto Nacional de Ciberseguridad, Incibe.