Pablo Fernández: «No podemos cambiar en Castilla y León la chaqueta azul por otra rojo anaranjada»

Pablo Fernández, en Segovia./Valverde
Pablo Fernández, en Segovia. / Valverde

El candidato de Podemos-Equo a la Junta hablará, a partir del 26 de mayo, de programa con partidos que no discriminen a provincias como Segovia

PATRICIA MARTÍNSegovia

El candidato de Podemos-Equo a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, reiteró este sábado que Castilla y León no puede cambiar «la chaqueta azul del PP» por otra chaqueta «rojo anaranjado» con un pacto entre PSOE y Cs porque la formación naranja ha demostrado sobradamente que se quiere «comer la derecha e incluso la extremaderecha», que impondría sus políticas laborales y económicas. Fernández respaldó las candidaturas al Ayuntamiento de Segovia y las Cortes regionales.

Pablo Fernández reiteró que la ciudadanía exige consensos y acuerdos porque se «han acabado los gobiernos monocolor» y, en Castilla y León, también habrá gobiernos de coalición y se establecerán alianzas políticas, pero le preocupa mucho que el Partido Socialista esté dispuesto a pactar con Ciudadanos, que «se quiere comer el espacio de la derecha y de extrema derecha»

Fernández remarcó que salen a ganar con «la certidumbre» de que la única garantía para que Castilla y León tenga un gobierno de cambio es que «esté Podemos-Equo en una coalición» que propicie que «las personas sean lo primero», para empezar a revertir la despoblación, reforzar servicios público y el empleo de calidad, porque no quieren «provincias que se queden ancladas en el siglo XX».

A partir del 26 de mayo, incidió Fernández, Podemos-Equo hablará de «programa, programa y programa», con formaciones que no sean de derechas y con propuestas progresistas, que impulsen provincias como Segovia, y tendrá «la mejor disposición para llegar a un acuerdo», bajo la premisa irrenunciable de que «nunca más» se discriminen a las provincias en la Junta, y que el PSOE deje de decir que la solución para acabar con la despoblación sea centralizar todo en Valladolid, cuando, por ejemplo, Segovia, tiene «un potencial enorme» y «oportunidades inmensas de desarrollo».

Evitar el voto del miedo

El candidato de Podemos-Equo a la Junta sostuvo, sobre la encuesta del CIS, que la toma con cautela ante «una coyuntura política muy cambiante», que además estaba condicionada por las Generales, donde hubo «mucho voto del miedo» porque mucha gente, argumentó Fernández, prestó su voto al Partido Socialista ante la irrupción de Vox y se han dado cuenta que el PSOE está inmerso en el baile de la yenka, que en precampaña y la campaña, «dio un paso a la izquierda», pero después, «tres pasos a la derecha».

En cuanto a las peticiones de la CEOE y algunas entidades financieras, dijo Pablo Fernández, el PSOE pasa de poder hacer un gobierno de coalición con Podemos a pretender un gobierno con Cs o como mucho un gobierno en solitario que, al final, «haría que las políticas económicas y laborales se pactaran con las derecha». Fernández pidió a la ciudadanía, primero que vote, y segundo que «vote sin miedo», que no triunfe el voto del miedo sino que «impere el voto de la esperanza», de la ilusión, el progreso y de la propuestas.

Pablo Fernández respaldó a la candidaturas de Amada Peñalosa a las Cortes de Castilla y León y de Guillermo San Juan al Consistorio de la capital, que demuestran que Podemos-Equo «se aleja del ruido y del enfrentamiento» para que «los segoivanos sean lo primero con las medidas y propuestas».