La Junta Electoral analiza las alegaciones que mutan el mapa político en León

Recuento de actas el pasado miércoles en León. /Campi
Recuento de actas el pasado miércoles en León. / Campi

Los recursos contra el resultado de esa mesa han sido presentados por PP y Vox, y mientras los primeros pretenden que la Junta Electoral haga prevalecer el acta original de la citada mesa, la segunda pide que se repitan las elecciones municipales en todo el municipio

efe
EFE León

La Junta Electoral Central ha comenzado este lunes a analizar las alegaciones contra el resultado de una mesa electoral de León cuyo recuento dejó fuera del consistorio a Vox y cambió la correlación de fuerzas en las municipales, lo que acerca al PSOE a lograr un acuerdo que le dé la Alcaldía leonesa.

Tras perder uno de sus dos concejales el miércoles por un error en el volcado de los votos, que fue a parar al PSOE, otro recurso dejó el viernes a la formación de extrema derecha fuera del consistorio al no llegar al mínimo del cinco por ciento de votos que se precisa para tener representación municipal.

La subsanación de ese error en el volcado permitió al PSOE sumar su décimo edil y la corrección del recuento dio el tercero a la Unión del Pueblo Leonés (UPL), a la par que al perder Vox sus dos concejales dejó sin posibilidad de sumar mayoría al PP, a CS y a la formación de Santiago Abascal.

Esa nueva correlación de fuerzas allana el camino a la Alcaldía del candidato socialista, José Antonio Diez, a quien le bastaría con el apoyo de UPL y Podemos.

PP y Vox, unidos en la causa

Los recursos contra el resultado de esa mesa han sido presentados por PP y Vox, y mientras los primeros pretenden que la Junta Electoral haga prevalecer el acta original de la citada mesa, la segunda pide que se repitan las elecciones municipales en todo el municipio.

De manera «subsidiaria», el PP, en caso de que no sea atendida su propuesta inicial, también plantea que se vuelva a votar en la mesa del colegio las Pastorinas, identificada con el número 7-5-B.

En la mesa en cuestión se otorgaron 130 votos a Vox y 28 al PSOE, pero la Junta Electoral de Zona de León concluyó que, por error, se habían invertido los resultados entre esos dos partidos, tal y como sostenían los socialistas y UPL, lo que fue ratificado por los miembros de la mesa en cuestión.

Vox ya ha anunciado que llegará incluso a la vía contencioso administrativa si la Junta Electoral Central no atiende su reclamación.

Así las cosas, ante la Junta Electoral Central están compareciendo este lunes representantes de los partidos implicados para examinar las reclamaciones presentadas por Vox y el PP y presentar las alegaciones que consideren oportunas.

Errores

El juez que preside la Junta Electoral de Zona de León, Fernando Javier Muñiz Tejerina, aprobó el pasado viernes un dictamen, secundado por los otros miembros que conforman el órgano judicial, en el que se corregía el «error material» cometido a la hora del redactar el acta de sesión que otorgaba a Vox los votos del PSOE.

A la hora de tomar la decisión, pesaron especialmente los testimonios de la presidenta y vocales de dicha mesa, que aseguraron sin ningún género de dudas que la victoria había sido del PSOE y que por error en la transcripción se invirtieron los datos.

Una vez analizadas todas las alegaciones, el órgano electoral deberá emitir un dictamen como muy tarde en miércoles, aunque podría estar listo mañana.

En caso de que la Junta Electoral Central no atienda las recursos de PP y Vox a estos dos partidos les queda la vía del contencioso electoral ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJCyL) y, en última instancia, ante el Tribunal Constitucional.

Tras la decisión de la Junta Electoral de zona del pasado viernes, la configuración del consistorio queda con diez ediles para el PSOE, nueve para el PP, cuatro para Ciudadanos, tres para la UPL, uno para Podemos y Vox pierde los dos que le asignaron el domingo pasado.