Tudanca: «Me hubiera gustado que al negociar se hubiese respetado la lista más votada»

Luis Tudanza. / Alberto Mingueza

El candidato del PSOE a presidir la Junta confía en que Igea se siente con él para acordar un programa de Gobierno

SUSANA ESCRIBANOValladolid

Luis Tudanca (Burgos, 1978) pone cara a la primera victoria autonómica del PSOE enCastilla y León desde la de Demetrio Madrid, en 1983. Este último ganó y fue presidente. Tudanca no ha logrado aún lo segundo. Está a seis escaños de la mayoría absoluta y tiene a Cs negociando con el PP. Y suman. El socialista reivindica que se ha ganado «la oportunidad de demostrar que a Castilla y León le puede ir mejor con un gobierno diferente» y que el PP «solo puede limpiarse en la oposición». Confía en poder hablarlo cara a cara, oficialmente, con Francisco Igea. Y en convencer a los de Rivera.

Noticias relacionadas

–¿Qué tiene que pasar para que usted sea presidente de la Junta?

–Lo más importante ya pasó y es que el PSOE ha ganado las elecciones enCastilla y León después de nada menos que 36 años. Un resultado que ha dejado en 'shock' a la derecha en esta comunidad. Y en segundo lugar, que haya un acuerdo. Los ciudadanos deciden que tenemos que entendernos. El resultado aquí es muy claro en relación con el ganador y también sobre los posibles pactos. Solo es posible un acuerdo entre PSOE y Cs o entre PP y Cs.

–El PP y Cs avanzan en la negociación de un acuerdo de gobierno que volvería a poner al PSOE y a usted en la oposición.

–Estamos en una fase muy inicial. A mí me hubiera gustado que al menos se hubiese respetado a la lista más votada enCastilla y León para empezar las negociaciones. Me parece imposible, si de verdad queremos cambio, si de verdad pensamos que hay otro camino después de 32 años de gobierno del PP, que sigan gobernando lo mismos. Confío en que en política, la palabra y lo que se dice, todavía tienen valor.

–Dice que el resultado dejó en 'shock' a la derecha, pero desde la misma noche electoral Mañueco, que tiene seis escaños menos que usted y ha perdido 13 con respecto a los que logró Herrera en 2015, se presentó como alternativa de Gobierno, como presidenciable, y usted se ha mantenido en un tercer plano, tardando en reivindicarse como el ganador electoral, ¿por qué no ha tomado la iniciativa?

–Desde el primer momento hemos reivindicado un resultado histórico. Hemos ganado en siete de las nueve provincias y en la mayoría de las capitales. Fuimos conscientes de que el escenario no dependía solo del PartidoSocialista, por mucho que estuviéramos a solo seis escaños de la mayoría absoluta. Mostrar prudencia, en un escenario en el que los ciudadanos han decidido que debemos entendernos entre diferentes, es síntoma de realismo. ¿De qué vale la euforia? No se trata de sumar escaños para tener un gobierno, sino de para qué queremos tener ese gobierno. Si es para lo mismo que hasta ahora, a mí no me interesa.

–¿Y eso lo ha hablado usted en estos trece días conFrancisco Igea?

–Hemos tenido alguna conversación informal... Hemos enviado una carta pidiéndole que se reúna con nosotros. Tenemos que ser capaces de iniciar las reuniones formales. Por respeto a los votantes del PSOE, que son mayoritarios, aunque no suficientes para gobernar. Me parece que aquellos que han confiando en el PSOE se merecen el mismo respeto, al menos, que los que han votado al resto de los partidos.

–Da la impresión de que va un minuto por detrás del PP de Mañueco en las negociaciones, en visualizar quién puede ser presidente.

–Puede que sea también por que no estamos desesperados. Hasta qué punto está desesperado el señor Mañueco que no soy capaz de entender que alguien que aspira a gobernar esta comunidad deje las negociaciones en manos de alguien que ni siquiera es de aquí [Teodoro García Egea].Que viene a decirle lo que tiene que hacer, por qué camino van las negociaciones y él se pone como mero comparsa de alguien que le mandan de Madrid. Nosotros vamos a hacer todo lo posible, no por que haya un Gobierno socialista, sino por que haya un Gobierno que haga cosas diferentes enCastilla yLeón, pero si enfrente tenemos a alguien tan desesperado que es capaz hasta de renunciar a tener voz propia incluso aspirando a ser presidente, pueden ir todos los pasos por delante que quieran, pero eso les hará seguramente tropezar.

«El pacto de 1987 nos ha llevado a la despoblación»

–El tiempo pasa y si se abre su escenario de negociación con Cs después del día 15, ¿qué margen le queda al PSOE con los ayuntamientos ya constituidos?

–Confío en que eso se abra antes. Son dos cosas independientes. El futuro de los palentinos debe decidirse en Palencia, el de los burgaleses en Burgos y así en cada una de la ciudades y provincias. Es el momento de que cada uno se ponga ante el espejo de la historia.

–¿El espejo que recomendó Herrera a Rajoy?

–No es premeditado. Estamos ante un momento histórico, está en juego el cambio radical del panorama institucional de esta comunidad y cada uno debe reflexionar muy seriamente las decisiones que toma.

–Otro momento histórico y con antecedente de pacto fue 1987 cuando los centristas del CDS apoyaron el gobierno popular de Aznar. Abrió un ciclo de 32 años del PP en la Junta y del PSOE en la oposición...

–Y a los centristas no les fue muy bien, ¿verdad?

– Al PSOE tampoco.

–Pero el PSOE sigue aquí y ha ganado las elecciones...

–32 años después.

–Los centristas desaparecieron. De aquel momento se pueden extraer lecciones. La primera, lo que vale la palabra del PP, que usó de forma repugnante un caso de corrupción que no fue [en referencia a Demetrio Madrid] para hacerse con el poder y estar 32 años robando. La segunda, que es capaz de prometer lo que sea y no cumplirlo por tocar poder.Y tercero, ¿adónde nos ha llevado? A la despoblación, a la irrelevancia política... Eso sí, a Aznar le fue genial. El PSOE mantuvo sus principios y hemos batallado desde la oposición. Ahora hemos ganado las elecciones y vamos a emplear todas nuestras fuerzas para gobernar.

–¿Han intercambiado algún documentos en estos días para intentar abrir negociaciones con Cs?

–Dos no se reúnen si uno no quiere...

–¿Pero usted lo ha pedido?

–La primera semana ofrecimos una ronda de contactos a los partidos como ganadores de las elecciones.Sí lo hemos hecho. ¿Qué sucedió? Que Cs y PP dijeron que hasta que no les dieran instrucciones de Madrid no se movían.

–¿Puede competir usted con ese 'lo que quieran' que literalmente ofreció Mañueco a Cs?

–No, pero es que no quiero. No vamos a gobernar a cualquier precio, por mucho que seamos los vencedores claros. No voy a renunciar a principios para gobernar, pero hay espacios para el entendimiento de sobra. Pero a mí, que venga uno de Madrid y negocie y yo firme lo que me pongan delante... Me parece tal falta de respeto y de dignidad... Estoy convencido de que el señor Herrera no hubiera permitido nunca, nunca, que nadie interfiriera en la autonomía de Castilla y León.

«Hay una mayoría que lo quiere. ¿Suficiente? Veremos si somos capaces de alcanzar un acuerdo. Ningún argumento justifica que gobierne el PP, ninguno»

–¿Considera que Igea es rehén de las decisiones de Rivera en la negociación con el PP?

–El acuerdo de la Ejecutiva nacional es claro. No me gusta, no lo comparto, pero respeto las estrategias de otros partidos. Ellos decidieron que de forma preferente se iban a reunir con el PP, pero sigo confiando en la política y en que las cosas que se dicen se cumplan y he escuchado a Cs decir en esta comunidad: cambio, cambio, cambio. Espero que sea la línea que se imponga al final.

–¿La relación personal entre Albert Rivera y Pedro Sánchez le puede costar el gobierno de la Junta?

–Espero que no. Lo que suceda aquí se tiene que decidir pensando en los de aquí. Castilla y León no puede ser una moneda de cambio.

–¿Cómo interpreta el veto de Igea a Silván, Suárez-Quiñones, Polanco, Lacalle, Rico, Iglesias, Carnero...? ¿Eso es regeneración?

–Es una de las partes. Hace cuatro años ya firmó el PP un acuerdo para la regeneración que ha culminado con innumerables tramas de corrupción, algunas nuevas. No cumplen lo que firman. Exigirles el pago por adelantado es un síntoma de inteligencia, porque no son de fiar. Han estado cuatro años tomando el pelo a Cs, que les ha apoyado y aprobado los presupuestos, mientras ellos bloqueaban las comisiones de investigación y no asumían responsabilidades por las tramas corruptas.

–En ese listado hay alcaldes que llevan ocho años, situación que comparte el alcalde socialista de Soria, ¿si a usted se lo plantean, aceptaría?

–No estamos ni siquiera negociando y no negocio a través de los medios de comunicación. He creído escuchar al señor Igea que habla de desmantelar redes clientelares que ha tejido el PP durante más de tres décadas . El PSOE en Castilla y León tiene una trayectoria impecable, impecable. No podemos equiparar situaciones que no son equiparables.

–Dice que ve 'encalladas' las conversaciones entre PP yCs. Se reúnen a diario, no da esa sensación.

–A mí me gustaría estar sentado hablando de un verdadero Gobierno. Mientras se pierde el tiempo hablando de cómo arreglamos los problemas éticos del PP, no hablamos de cómo arreglamos los de los castellanos y leoneses.Que elPP limpie su casa. Deseo que se regenere, pero mi tarea no es ayudar a limpiar el PP, es ayudar a los castellanos y leoneses a que su vida sea cada día un poco mejor. Usar un posible Gobierno de Castilla yLeón para regenerar alPP me parece surrealista.

–El viernes presentó como avales la victoria electoral y la necesidad de regeneración, ¿son los dos pilares sobre los que debe progresar la negociación con Cs?

–Y el tercero es el programa. Propuestas para mejorar la Atención Primaria, luchar contra la despoblación, hacer gratuitos los libros de texto... No pedimos un cheque en blanco. El resultado electoral nos avala.Lo primero es atajar las redes clientelares, la Administración B, garantizar la limpieza en la gestión y luego, el programa de Gobierno.

–Cs plantea bajar impuestos y usted crear tributos nuevos y subir el IRPF y Sucesiones para rentas altas, ¿los rebajaría?

–Si hay un acuerdo, no se aplicará ni nuestro programa íntegro ni desde luego el de Cs.Tendremos que llegar a un punto medio, hagámoslo. Pero el primer requisito, el primero, que es la decencia, solo es posible con nosotros. No es posible si metemos en la ecuación al PP.

–Hay un juzgado investigando el pucherazo con el que se intentó que Silvia Clemente fuera candidata de Cs en las primarias y otro acaba de abrir diligencias para investigar las de Mañueco.

–En el caso de Mañueco no es solo un pucherazo, es financiación ilegal, coacciones, falsedad documental... Gravísimo.

–Coinciden usted e Igea en la preocupación por que nadie del PP haya desmentido esa denuncia.

–Lo tremendo es que nadie lo ha negado y me temo que haya más cosas que no conocemos. Nadie ha dicho 'es mentira'. Solo que 'vaya casualidad que salga ahora'. Lo importante es el fondo del asunto, no cuándo sale. No cambian. Si no se van a la oposición, no hay otra manera de regenerarles. Es hacerles un favor.

–Sobre esa denuncia anónima contra Mañueco se ha llegado a sugerir que el PSOE está detrás , ¿la han impulsado ustedes?

–Lo que nos faltaba. Nosotros vamos de frente, personándonos en los tribunales como con la Perla Negra. No nos escondemos. Quizás deberían mirar dentro de su casa.

–Observando lo que se mueve entre Cs y el PP, ¿se sigue viendo usted presidente de Castilla y León?

–Sí. No se trata de que yo me vea, quienes han visto que era posible eso y deseable son los que nos han dado 35 escaños frente a los 29 (PP) y los 12 (Cs). Hay una mayoría que lo quiere. ¿Suficiente? Veremos si somos capaces de llegar a acuerdos. Honestamente, creo que no hay ningún argumento que justifique que siga gobernando el PP, ninguno.