Errejón ofrece un pacto a Cs para que Madrid no dependa de Vox

El acuerdo podría pasar por entregar la alcaldía de la capital a la liberal Begoña Villacís a cambio de la investidura del socialista Ángel Gabilondo en la Comunidad.

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Más Madrid no da por pérdida la batalla por la Comunidad y el Ayuntamiento, donde PP, Ciudadanos y Vox cosecharon el pasado domingo los apoyos necesarios para controlar ambas instituciones.

Ayer, Manuela Carmena, la candidata más votada en la capital, avanzó que se presentará a la investidura. La esperanza de la actual alcaldesa pasa porque Vox cumpla su amenaza de dejar gobernar a la izquierda en caso de que Ciudadanos, como ya hizo en Junta de Andalucía, se niegue a sentarse a negociar.

«No podrá haber gobiernos alternativos a la izquierda si se pretende humillar y ningunear a los votantes de Vox, si se pretende someter a los votantes y sus dirigentes a un trágala según el cual estaríamos obligados por algún tipo de ley divina a votar lo que nos pongan encima de la mesa», advirtió el líder de la formación ultraderechista. Y, de momento, los liberales se mantienen en sus trece de pactar solo con el PP para que luego la formación de Santiago Abascal se vea en la tesitura de decidir a quien apoya en las investiduras.

La otra gran figura de Más Madrid ha ido un paso más allá esta mañana en una entrevista a la cadena Ser. Íñigo Errejón ha ofrecido un pacto a PSOE y Ciudadanos para marginar al PP y evitar la entrada de Vox en los gobiernos madrileños.

El cofundador de Podemos ya ha iniciado los contactos con el socialista Ángel Gabilondo. No lo ha hecho aún con el partido liberal, sobre el que teme que no éste dispuesto siquiera a dialogar. Pese a las profundas diferencias ideológicas, Errejón está dispuesto a tirar del pragmatismo del que ha hecho gala desde que dio el salto en 2014 a la arena política y buscar el entendimiento.

El candidato de Más Madrid a la Comunidad no ha querido entrar a valorar posibles escenarios. Pero uno de ellos sería un intercambio de cromos. Si limita sus acuerdos al PP, Ciudadanos será socio secundario en cada coalición. Pero si acceden a sentarse con la izquierda, los liberales podrían exigir la Alcaldía para Begoña Villacís a cambio de permitir la investidura de Gabilondo en la Comunidad.

Ni populistas ni sanchistas

De momento, como sospechaba el propio Errejón, la respuesta de Ciudadanos a la oferta ha sido más que fría. José Manuel Villegas se ha comprometido esta mañana, una vez más, a sacar al "populismo" y a Carmena del Ayuntamiento. El número dos de la formación naranja no ha sido más benevolente con Gabilondo, al que ha acusado de "sanchista".

Villegas ya avisó el lunes de que aquellos socialistas que quieran el apoyo de Ciudadanos deberán primero renegar de las políticas del presidente del Gobierno en funciones, especialmente en lo que concierne a Cataluña. "Gabilondo es un uno de los representantes del sanchismo y eso dificulta la posibilidad de que lo apoyemos como presidente", ha insistido hoy.

Si contraprónostico Gabilondo logra entenderse con Ciudadanos, se repetiría la situación que se dio tras las generales de 2015. Entonces, Sánchez y Rivera alcanzaron un acuerdo de Gobierno que, para superar la investidura, debía contar con la abstención de Podemos. Errejón era partidario de ella, pero en el partido morado se impuso la visión de Pablo Iglesias y se forzó la repetición electoral. Ahora, en la Asamblea madrileña, el líder de Más Madrid no tiene por encima ningún jefe de filas que le impida abstenerse.