A cientos de miles de trabajadores que ganan más de 900 euros no se les está aplicando la subida del SMI

A cientos de miles de trabajadores que ganan más de 900 euros no se les está aplicando la subida del SMI

CC OO denuncia que muchas empresas incluyen en el salario base complementos que no se pueden absorber y asegura que esta subida, lejos de destruir empleo, generará 125.000 nuevos puestos

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Aunque la mayor parte lo desconozca, hay «cientos de miles de trabajadores» que ganan más de 900 euros al mes pero que tienen derecho a un sueldo superior por la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que entró en vigor el pasado mes de enero. Ésta es la denuncia que hoy hizo CC OO en la presentación de un informe sobre el impacto de una de las medidas estrella del Gobierno de Pedro Sánchez. Aprovechó también para pedir al Banco de España –­al igual que hizo el Gobierno–­ que «rectifique» porque, lejos de destruir empleo, este alza del 22,3% permitirá crear este año 124.000 nuevos puestos de trabajo.

«La subida del SMI, lejos de destruir empleo, permitira crear 124.000 nuevos puestos» unai sordo

El sindicato recordó que esta medida marca un suelo y, por tanto, ningún trabajador a tiempo completo puede tener unos ingresos inferiores a los 12.600 euros brutos anuales, algo que, según sus previsiones, beneficiará a 1,213 millones de personas (un 7,3% de los asalariados). Pero a su vez advirtió que «es perfectamente posible» que un empleado esté cobrando 1.000 o 1.200 euros al mes y también sea necesario aplicarle un incremento en su nómina a consecuencia de este alza, según explicó el secretario general de CC OO, Unai Sordo, durante la presentación de una campaña, 'Que no te la jueguen. Si tu salario es mínimo, tus derechos no', que van a poner en marcha en dos semanas para informar a los trabajadores de un derecho que muchos desconocen y, por tanto, ni siquiera han reclamado.

Esto es debido a que el salario mínimo es la suma del salario base, las pagas extras y los complementos no causales, es decir, los complementos o pluses que percibe la totalidad de la plantilla sin estar supeditados a causa alguna, pero si el trabajador tiene otra serie de pluses personales -que están recogidos en el artículo 26.3 del Estatuto de los Trabajadores-, como la antigüedad, la nocturnidad o la turnicidad, no deben compensarse y se deben añadir aparte, no restarlos del salario base, tal y como están haciendo fraudulentamente en algunas empresas, según explicó CC OO.

«Hemos detectado que hay un potencial mucho mayor de ese efecto suelo, porque la subida del salario mínimo no quiere decir únicamente que el importe total de la nómina tenga que estar por encima de los 900 euros», defendió Sordo, que admitió que es muy difícil cuantificar el número exacto de afectados pero «no es nada aventurado afirmar que hay cientos de miles».

¿Cuáles son esos complementos que no se pueden compensar? Se trata de complementos personales como el de antigüedad, complemento por idiomas, por titulación...; complementos por el trabajo realizado, como el de turnicidad, nocturnidad, penosidad, disponibilidad horaria, pluses por trabajar en festivos... u otros complementos vinculados a la situación y resultados de la empresa, como paga de beneficios o bonus. Esta serie de complementos únicamente podrán ser absorbidos en el salario base si así lo determina expresamente el convenio colectivo, algo que no sucede en la inmensa mayoría. Además, el SMI no puede afectar a las retribuciones extrasalariales tales como plus de transporte, vestuario, dietas... ni ningún tipo de pago en especie, según apuntaron.

Desde CC OO informaron que ya hay alguna sentencias que así lo han determinado, como una dictada por la Audiencia Nacional que establece que el plus de transporte no puede sumarse al cálculo del SMI. Desde el sindicato admitieron que están detectando muchos problemas de inaplicación, principalmente en el sector del campo, que es donde más dificultades están encontrando, pero también en otros como el de la limpieza o seguridad; en muchos casos ya se ha recurrido al arbitraje.

2.000 millones más de salario

Por otra parte, CCO, al igual que CGT, se sumó a las críticas que el Gobierno hizo al Banco de España por calcular que la subida del Salario Mínimo destruiría unos 125.000 empleos y le dio la vuelta: supondrá un inyección de masa salarial de unos 2.000 millones de euros que en su mayor parte irán destinados al consumo, con lo que se traducirá en «una creación inmediata de empleo», concretamente de 124.000 nuevos puestos en 2019. «Parece que las previsiones más agoreras no se van a cumplir», aseguró Sordo.

Para llegar a la conclusión de que no ha destruido empleo ni lo destruirá, el informe coteja los niveles de permanencia en el mercado laboral de los colectivos beneficiarios de la subida del SMI en el primer trimestre de 2019 y lo compara con los niveles de los primeros trimestres de los cuatro años anteriores. Así, concluye que el 86,8% de los asalariados con estudios primarios o inferiores se mantiene en su puesto de trabajo, el mismo promedio registrado en los cuatro años anteriores; a su vez, el 81% de los trabajadores con un año o menos de antigüedad permanece en su empleo, tasa un poco más alta que la media en los cuatro años anteriores. A su vez, las posibilidades de encontrar empleo para los parados con estudios primarios o inferiores han resultado ser superiores a las de años anteriores, según constató CC OO, que aprovechó para sugerir que hay «cierto recorrido» para acometer nuevas subidas adicionales del salario mínimo, puesto que las empresas cuentan con un excedente de financiación de 32.000 millones que deberían reconducir a los hogares y las Administraciones Públicas, a través de los salarios y los impuestos.