Los primeros espadas del Ibex ganan 86 veces más que sus empleados

Los primeros espadas del Ibex ganan 86 veces más que sus empleados

La retribución de los ejecutivos subió un 9% mientras que la de las plantillas se incrementó algo más del 4%

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La retribución media que reciben los presidentes ejecutivos o consejeros delegados -en su caso- de las empresas del Ibex-35 ha sido 86 veces mayor que el sueldo que reciben los trabajadores de esas empresas. Esta brecha se incrementó en 2017 por primera vez en cuatro años en los que la diferencia entre lo que cobraban los primeros espadas y sus plantillas se había venido reduciendo desde 2014, según el informe sobre 'El buen gobierno de las empresas en 2017' elaborado por CC OO y la Fundación 1º de Mayo.

Para el secretario de Políticas públicas y Protección social del sindicato, Carlos Bravo, estos datos denotan »un tratamiento más complaciente con los gestores que con el conjunto de los trabajadores», en una etapa de crecimiento económico en la que la recuperación llega antes a los líderes del Ibex y de forma mucho más acentuada. En cualquier caso, las diferentes políticas de cada empresa del selectivo bursátil suponen ratios muy heterogéneas: hay compañías en las que los ejecutivos cobran 463 veces más que sus empleados, como ocurre en Inditex, y otras en las que ese margen se sitúa en apenas tres veces más, como en AENA.

Si se compara el gasto medio de personal frente a la retribución de la alta dirección de estas grandes compañías, esa diferencia se sitúa en las 18,2 veces, después de incrementarse también por primera vez en cuatro años.

Estos ratios se deben a que los gastos medios de personal subieron un 4,3% en 2017, del que resulta un sueldo medio de unos 34.000 euros anuales. En muy pocas empresas se produjo una reducción de sueldos. Por su parte, la retribución de los primeros ejecutivos del Ibex se incrementó el doble de lo que lo hizo el salario de sus plantillas, al establecerse un alza media del 9,2%. En su conjunto, cobraron más de 151 millones de euros, con una media de 4,4 millones por ejecutivo.

En cualquier caso, el informe destaca que la política de remuneración de esos primeros espada de las corporaciones cotizadas va sufriendo menos variaciones bruscas al establecerse planes de pago mucho más estables, al mismo tiempo que van desapareciendo las grandes indemnizaciones, salvo excepciones, que revelan esos saltos estadísticos.