Hacen falta 2.000 millones más para pagar la subida de las pensiones

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado./Chema Moya (Efe)
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. / Chema Moya (Efe)

El Ministerio admite que este año la Seguridad Social tendrá «tensiones financieras» porque la revalorización no tiene partida presupuestaria

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El agujero que hay en las cuentas de la Seguridad Social -que tiene un déficit de 18.000 millones-­ puede hacerse más profundo este año puesto que la subida de las pensiones supondrá un gasto de unos 2.000 millones de euros que no está cuantificado en los Presupuestos. Así lo ha dejado caer este martes el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, al hablar de las «tensiones financieras» que sufrirá el sistema este año y culpó de ello al Gobierno de Mariano Rajoy. «Hemos recibido una herencia un poco dañada, porque tenemos la obligación de hacer unos gastos para los cuales no tenemos consignación presupuestaria», se ha lamentado Granado.

Se refiere a la subida del 1,6% de las pensiones pactada entre PP y PNV -­que se eleva al 3% en el caso de las mínimas, SOVI y las no contributivas-­ y que supondrá un desembolso de unos 1.600 millones, algo que el Ministerio de Cristóbal Montoro no asignó y pensaba pagar con la denominada 'tasa Google'. Pero, además, harán falta otros 400 millones de euros cada año por la subida de la base reguladora de las viudas, que en 2019 ascenderá al 60% y que tampoco cuenta con una partida específica en los Presupuestos. Y es que las cuentas aprobadas a finales de junio no presentan ninguna medida adicional de financiación para afrontar estos 'extras'.

La esperanza es que el Pacto de Toledo, que ayer retomó sus trabajos tras las vacaciones, logre un acuerdo que permita llevar a cabo la reforma que el sistema necesita. A este respecto se mostró optimista la presidenta de la Comisión, la popular Celia Villalobos, que urgió a cerrar las recomendaciones para que puedan debatirse en el Congreso «a finales de octubre». La portavoz del PSOE, Mercè Perea, también fue favorable a «empezar ya a cerrar acuerdos», aunque hará falta que se desatasque la forma de revalorizar las pensiones en tiempos de crisis.

Contenido Patrocinado

Fotos