El Gobierno prevé ingresar 5.678 millones más en 2019 por la subida fiscal

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero./EP
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / EP

La batería de medidas sociales de la propuesta presupuestaria pactada con Podemos supondrá un gasto similar al de la nueva recaudación

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

'Presupuestos para un Estado social'. Bajo este epígrafe se presentó este jueves el acuerdo de Presupuestos Generales del Estado entre el Gobierno y Unidos Podemos. Unos presupuestos «sociales» que, en palabras de la ministra de Hacienda, tienen el objetivo de recortar «la desigualdad, la pobreza y la precariedad» y aumentar la inversión pública para recuperar «los derechos saboteados estos años con la excusa de la crisis económica». Y a la ministra le salen las cuentas. Por lo menos sobre el papel. María Jesús Montero cuantificó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en 5.678 millones de euros el dinero que el Estado espera recaudar con la subida de impuestos y la lucha contra el fraude fiscal recogidas en el documento.

Por el lado del gasto, Montero cuantificó en 'solo' 2.082 millones de euros el impacto del acuerdo. Pero es una cifra incompleta porqu eno incluye medidas como la subida del salario mínimo a 900 euros o la revalorización de las pensiones conforme al IPC, que no van incluidas en la partida presupuestaria del Estado sino en el presupuesto de la Seguridad Social. Por ello, Podemos cifra el impacto de estas medidas bastante por encima, hasta los 5.729 millones de euros, sobre todo por el coste de garantizar la actualización de las pensiones con el IPC (704 millones) y subir las pensiones mínimas y no contributivas (384 millones), según los cálculos del secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez.

Entrando en materia fiscal, el acuerdo refleja las medidas con las que el Gobierno quiere aumentar los ingresos en los que sostener los gastos sociales. La primera, anunciada desde que la ministra Montero puso un pie en el Ministerio de Hacienda, es la creación de un tipo mínimo del 15% para que lo que tributan las grandes compañías no se vean afectadas «excesivamente» con las deducciones y bonificaciones. Se aplicará a los grupos consolidados y a las empresas con una cifra de negocio superior a los 20 millones de euros. Las entidades financieras y petroleras tendrán un tipo mínimo en el Impuesto de Sociedades del 18%, ya que sutipo nominal también es superior (30% frente al 25% general). Esta subida fiscal, por tanto, no afectará a las pymes. Algunas no notarán el cambio y otras incluso se beneficiarán ya que otra de las medidas anunciadas este jueves fue la rebaja del tipo nominal del 25% al 23% para las empresas que facturen menos de un millón de euros al año. Según los cálculos de Podemos, este cambio en el Impuesto de Sociedades permitirá incrementar la recaudación total en 1.700 millones de euros.

Más allá, uno de los puntos históricamente más temidos: la subida del IRPF. Eso sí, Montero aclaró que esta vez esta medida «solo afectará al 0,5% del total de los contribuyentes», es decir, a casi 100.000 declarantes. A los que ingresen más de 130.000 euros al año el tipo marginal máximo se incrementa en dos puntosy en cuatro puntos para los que ganen más de 300.000 euros. Como ejemplo, la ministra puso el caso de una persona que ingrese 200.000 euros, que pasará a pagar 1.100 euros más al año de impuestos. Podemos calcula una recaudación de 800 millones de euros y los técnicos de Hacienda (Gestha) un poco más, 860 millones. Además, el tipo estatal sobre las rentas del capital sube en cuatro puntos (del 23% al 27%) para las superiores a 140.000 euros.

Grandes fortunas

A esto hay que añadir el incremento del 1% del Impuesto de Patrimonio para fortunas de más de 10 millones de euros con el que, según Podemos, el Estado obtendrá 600 millones adicionales. En cambio, desde Gestha advierten de una «muy baja recaudación» si esta medida no se complementa con otras que eviten las bonificaciones actuales, de hasta el 100% en Madrid, donde precisamente residen «más de la mitad de las fortunas que se verían afectadas» por esta subida.

Además, también hay impuestos de nueva creación. Es el caso del gravamen del 0,2% a las transacciones financieras de compra de acciones de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil supere los 1.000 millones de euros, es decir, todas las cotizadas del Ibex. Los cálculos de Podemos cifran en 1.000 millones la recaudación. O la denominada 'tasa Google', el impuesto a determinados servicios digitales. Tributarán al 3% las empresas con ingresos mundiales de al menos 750 millones y en España de más de 3 millones y que tengan ingresos por servicios de publicidad online, la intermediación por internet entre particulares y comercios, o con la venta de datos de sus usuarios. La formación morada cifra en 1.200 millones la recaudación.

 

Fotos