Renfe competirá desde 2020 con un billete de AVE 'low cost' a 30 euros

Renfe competirá desde 2020 con un billete de AVE 'low cost' a 30 euros
AFP

El nuevo servicio, aún por definir, será hasta un 40% más barato y ayudará a aumentar los ingresos un 25% en diez años pese a la liberalización

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Un AVE 'low cost' y mayor presencia en el mercado exterior participando en proyectos ferroviarios estratégicos. Esa es la receta de Renfe para «salvar el bocado que nos dé la competencia», en palabras de su presidente, Isaías Táboas, una vez se liberalice el transporte por tren de viajeros desde el 14 de diciembre de 2020 en toda la Unión Europea.

El plan estratégico de esta empresa pública para el período 2019-2023, presentado este jueves, profundiza en el proyecto de contar con un servicio de alta velocidad de bajo coste que, a imagen del que realizan hace años las aerolíneas de este segmento comercial, tendría menos prestaciones para apostar por una rebaja de precios que aumente la demanda. De hecho los trenes que usará para cubrirlo serán los de mayor capacidad.

Ese nuevo proyecto, según los responsables actuales de la operadora ferroviaria, irá más allá del 'EVA' anunciado hace un año por sus antecesores y ya no entrará en vigor en 2019, sino en 2020 casi a la par de la llegada al mercado de otros competidores. Eso sí, se mantiene la idea de que el primer corredor donde funcione sea el de Madrid-Barcelona, si bien la idea es ir extendiéndolo de manera progresiva a otros.

Lo que sí adelantó Táboas es que pretenden rebajar el precio de sus billetes hasta un 40%. De esta forma, si el coste medio se encuentra ahora en 52 euros por viaje, el AVE 'low cost' podría enlazar las dos grandes ciudades del país por poco más de 30 euros para el consumidor.

La elección del corredor catalán no es gratuita puesto que es allí donde, a priori, empezará a funcionar el primer servicio ferroviario de alta velocidad privado. Sería el de Ilsa, sociedad liderada por la aerolínea regional Air Nostrum aliada con la constructora Acciona. Cuenta con el visto bueno de Competencia (CNMC), pero no dispone aún de los medios suficientes. Entre otras cosas porque la filial de Renfe de alquiler de trenes alega no tenerlos sobrantes, decisión respaldada por el propio Ministerio de Fomento.

Abrir más mercados

La otra clave del plan estratégico será una mayor internacionalización, algo en lo que ya tiene experiencia como el AVE que une Medina y La Meca en Arabia Saudí, que en otoño de este año debería operar a pleno rendimiento. Además, participará en el tren de alta velocidad que conectará las ciudades estadounidenses de Houston y Dallas/Fort Worth en el Estado de Texas.

«Buscaremos (en el exterior) proyectos y aliados, y no solo para el AVE», dijo el presidente de Renfe, que ya tiene suscrito algún acuerdo estratégico con ADIF, el ente también público que gestiona las infraestructuras ferroviarias en España. Con él trabajará para extender el servicio wifi en toda su red nacional, incluidas las líneas regionales y de cercanías. En cinco años dos de cada tres usuarios de sus trenes tendrán acceso a internet gratis y en diez el 100%.

Apoyado en el AVE 'low cost' y más adjudicaciones en otros países,. Renfe prevé elevar un 15% sus ingresos en un lustro (2023) y un 25% en la próxima década (2028), de manera que pasaría de los 4.000 millones estimados en 2018 a 5.000 millones. Además, pretende dar un servicio «integral» de movilidad mediante alianzas con operadores turísticos y de transporte (autobús, taxi y VTC) para ofrecer un paquete de viaje completo ahorrando gestiones y dinero.

Temas

Renfe, Ave
 

Fotos