Más de 13.000 empleados de Renault en España, pendientes de la posible fusión con Fiat

Trabajadores de la fábrica de Renault en Valladolid./Félix Ordóñez
Trabajadores de la fábrica de Renault en Valladolid. / Félix Ordóñez

Desde CCOO aseguran que por el momento están «tranquilos» ya que las cuatro fábricas que hay en el país mantienen una «buena actividad»

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Los más de 13.000 trabajadores con que cuenta Renault en España están «relativamente tranquilos», aunque «expectantes» a la espera de recibir noticias más concretas sobre la posible fusión de su grupo con el ítalo-estadounidense Fiat Chrysler (FCA). Así lo manifestaron a este periódico fuentes de CC OO, que resaltaron que ya tienen experiencia con la alianza que crearon con Nissan. Pero, a diferencia de la marca japonesa, que tiene dos fábricas en el país (una en Barcelona y otra en Ávila), Fiat no produce en España, cuenta con poco más de 200 trabajadores y ya ha dicho que no prevé cierres de plantas, por lo que no consideran que puedan rivalizar con ellos ni repercutir directamente en el empleo.

Más información

«Nosotros estamos fabricando según el programa, sin problema alguno y no hay ningún tipo de parón», explicaron desde el sindicato, precisando que «tenemos buena actividad y estamos a tres turnos en todas las factorías». Esto no es la tónica habitual en un inicio de año complicado para el sector del automóvil, que se encuentra en plena transformación por la llegada de los vehículos eléctricos y el nuevo concepto de movilidad.

Y es que, en apenas unos meses, las siete grandes plantas que fabrican automóviles en España, y toda la industria auxiliar con la que trabajan en sus zonas, han pasado de liderar el crecimiento económico del país a dar algún síntoma de debilidad con anuncios de recortes de plantillas o pérdidas de producción, motivado en parte por el anuncio del Gobierno de que «el diésel tiene los días contados». Así, Nissan ya ha pactado con los sindicatos un ERE para reducir en 600 el número de empleados en sus plantas de Barcelona y Ford perderá un 10% de su carga de trabajo, lo que supondrá un recorte de 400 puestos.

No hay señales de alarma en Renault por el momento, que sí tuvo que prescindir de 900 trabajadores temporales el año pasado, aunque en 2019 anunció 500 nuevas contrataciones. El grupo francés tiene una fuerte presencia en España, principalmente en Valladolid, donde cuenta con una factoría de vehículos en la que produce el modelo Captur y otra de motores, tanto gasolina como diésel, al que a final de año incorporarán la fabricación de una batería para coches híbridos; entre ambas dan empleo a más de 7.000 personas. Palencia cuenta también con otra fábrica, donde produce la gama Mégane y Kadjar con una plantilla de 4.000 personas. Finalmente, en Sevilla se ubica una factoría de cajas de velocidades donde trabajan 1.300 personas, a lo que hay que sumar los servicios centrales ubicados en Madrid. El grupo francés cuenta con una plantilla total en el país de más de 13.000 empleados y, si bien es verdad que han dejado de producir en Valladolid el modelo eléctrico Twizy, después del verano comenzarán a fabricar baterías para los modelos híbridos.

Precisamente la delantera que lleva Renault en los vehículos eléctricos, con el mencionado Twizy, el utilitario Zoe y el Leaf de Nissan, compensaría el retraso que tiene FCA en un aspecto clave para crecer, mientras que gracias a Fiat la marca francesa se posicionaría en un mercado tan potente como el americano.

Un sector clave para España

En España se fabrican casi tres millones de vehículos cada año, la mayoría de combustión, y de los que 1,2 millones son diésel, de los cuales más del 80% se exportan a más de 150 países, en su mayor parte dentro de la UE, concretamente a Francia, Alemania y Reino Unido. El futuro de este sector está íntimamente relacionado con la actividad económica en general, ya que esta industria representa un 10% del PIB, el 9% del empleo y más del 17% de las exportaciones.

Durante 2018 se vendieron más de 1,3 millones de turismos, con la marca Seat liderando la tabla. El fabricante español desbancó a Renault como la marca de coches más vendida en España, después de dos años con la francesa a la cabeza, que además pasó a la cuarta posición con 96.200 unidades matriculadas, por detrás también de Volkswagen y Peugeot. Fiat, por su parte, vendió 58.600 unidades y Nissan, 62.300.

Temas

Renault