Las diferencias del coste por provincias, cada vez menores

Estación de servicio. /R. C.
Estación de servicio. / R. C.

Tras la equiparación del tramo autonómico de Hidrocarburos, la distancia de precios entre territorios se ha reducido de forma sustancial

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Hace no demasiados meses, los conductores más avispados esperaban al cambio de límite provincial para llenar el depósito de sus vehículos en épocas como las vacaciones de verano. Céntimo a céntimo conseguían ahorrar, porque las diferencias entre estaciones de servicio de unas comunidades autónomas y otras eran importantes. Ahora, aun con precios heterogéneos en toda la Península, el ahorro es mucho menor.

Desde que se equiparó el tramo autonómico del Impuestosobre Hidrocarburos el pasado 1 de enero, los reclamos de precios son menos llamativos entre las diferentes provincias. Por ejemplo, en el caso del diésel (el combustible más vendido en España), la distancia entre la provincia más cara (Asturias, con 1,25 euros por litro, de media) y la más barata (Valencia, con 1,187 euros) es de unos seis céntimos de euro por litro. Sin embargo, hace ahora un año, esa distancia era mucho mayor al encontrarse entre los 1,180 euros de Soria y los 1,25 de Orense. Esto es, una diferencia cercana a los siete céntimos, según los datos de la CNMC.

Esa misma circunstancia se produce en el caso de la venta de gasolina. En este inicio de agosto, la diferencia de precio entre la provincia más barata (Lérida, con 1,289 euros) y la más cara (Asturias, con 1,362 euros) es de unos siete céntimos. El verano pasado esa distancia entre Soria (1,27 euros) y Girona (1,35 euros) alcanzaba los ocho céntimos.

La aplicación del mismo tramo autonómico, que obligó a equipararse a principios de año sus precios en País Vasco, Cantabria, La Rioja, Navarra, Castilla y León, Aragón, Extremadura y Madrid (las que no habían establecido el máximo), ha modificado el mapa de los territorios con precios elevados y los más competitivos. tanto en gasolina como en diésel, los más baratos son ahora los mediterráneos como Murcia, Castellón o Almería, frente a Asturias, Guipuzcoa y Cantabria.

Temas

Diesel