Murray planea retirarse en Wimbledon

El tenista Andy Murray habla en conferencia de prensa en el marco del Abierto de Australia, en Melbourne./EFE
El tenista Andy Murray habla en conferencia de prensa en el marco del Abierto de Australia, en Melbourne. / EFE

El tenista británico, minado por una lesión en la cadera, anunció en Melbourne que espera retirarse en Wimbledon, pero que puede que el Abierto de Australia sea su último torneo

ENRIC GARDINERMadrid

Hay días que parece que nunca llegarán y deportistas que se mantienen inertes en el tiempo. Que temporada tras temporada son algo más viejos, quizás algo más sabios y que por la resistencia del tiempo a detenerse, están más cerca del fin de su ciclo.

Con Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer aún en condiciones de ser los mejores del mundo, el primero en retirarse de la refriega va a ser el británico Andy Murray, quien en la madrugada de este viernes puso fecha a su retirada.

El escocés, a sus 31 años, quiere decir adiós al tenis en las pistas de Wimbledon. La lesión en la cadera que padece desde hace veinte meses no le deja continuar y quizás no le deje ni tener el retiro querido, que no soñado.

«No estoy seguro de que pueda jugar con este dolor por otros cuatro o cinco meses. Quiero ir a Wimbledon y parar, pero no estoy seguro de que pueda hacerlo», aseguró en una rueda de prensa cargada de dramatismo.

El escocés compareció ante los medios y rompió a llorar en cuanto aclaró que no se siente demasiado bien. Se ausentó durante unos minutos de la sala al no encontrarse en condiciones para hablar y volvió a salir para anunciar lo inesperado.

«Puedo seguir jugando a un determinado nivel, pero no al nivel al que me gustaría jugar. Es demasiado dolor, no quiero seguir jugando así. Creo que he intentado todo lo que podía para estar bien y no ha funcionado. Necesito tener un punto final, porque estoy jugando sin saber cuando se acabará este dolor».

Ese final puede ser Wimbledon, torneo que ha levantado en dos ocasiones (2013 y 2016) y que le vio coronarse como el primer británico en ganarlo en 77 años.

Murray también sopesó la opción de una segunda operación, tras la que recibió en enero de 2018, pero aclaró que no sería para volver a estar al más alto nivel, si no para «mejorar la calidad de vida» y tener menos dolor.

En primera ronda del Abierto de Australia, torneo que no descartó que pudiera ser el último de su carrera, Murray se medirá al español Roberto Bautista.

En cuanto la noticia de su retirada saltó, otras leyendas y compañeros de este deporte mostraron sus respetos y admiración hacia un tenista que ha acumulado tres Grand Slam en un total de 45 títulos, a lo que hay que sumar la dos medallas de oro olímpicas en individual, la plata en dobles mixto y la Copa Davis, además de las 41 semanas que pasó en lo más alto del ránking ATP.

Boris Becker, ganador de seis torneos de Grand Slam, explicó, en declaraciones facilitadas por Eurosport -torneo que emite en exclusiva el Abierto de Australia-, que se quedó «en shock» cuando escuchó la retirada de Murray.

«Ha sido uno de los mejores, un gran tipo. De verdad esperaba que volviera fuerte a un sitio como este, Australia, donde ha perdido cinco finales. Está pasando por mucho dolor, no puede ponerse los calcetines o los zapatos sin sentirlo. Espero que pueda seguir en Australia y que llegue a Wimbledon, donde reciba su apropiado adiós».

Uno de los más emotivos en su despedida fue el polémico Nick Kyrgios, uno de los mejores amigos de Murray en el circuito.

«Sé que me has tomado por un bromista la mayoría del tiempo, pero quiero que escuches esto. Siempre serás alguien que ha impactado muy fuerte en el deporte. Sé que esto no ha ido como esperabas, pero ha sido un gran paseo. Eres un gran jugador, mil veces mejor que yo, pero quiero que sepas que hoy no es solo un día triste para ti y tu equipo, también lo es para el deporte y para toda la gente a la que has influido», expresó el australiano en redes sociales.

Bob Bryan, uno de los mejores doblistas de la historia le definió como un «tipo con el corazón de oro y una leyenda en el deporte y en la vida, Andy Roddick, exnúmero uno del mundo, dijo de él que se quita el sombrero ante una absoluta leyenda y uno de los mejores estrategas en la historia», mientras que Billie Jean King, ganadora de doce Grandes, resaltó su «voz para la igualdad que inspirará a futuras generaciones».

 

Fotos