Gp Brasil

Brasil, hogar de campeones

Hamilton, en el circuito de Interlagos./EFE
Hamilton, en el circuito de Interlagos. / EFE

El siempre emocionante circuito de Interlagos servirá para medir si el hambre de Hamilton ha sido saciada con el pentacampeonato y si Mercedes es capaz de atar el título de marcas

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Brasil es un circuito muy especial para todos los pilotos. Desde los que luchan por victorias, como Lewis Hamilton, que unos días antes celebraba los diez años de su primer título de campeón del mundo (inolvidable ese adelantamiento a Timo Glock y esa ' gloria interruptus' que sufrieron los Massa), pasando por los que ya están de salida (Fernando Alonso siempre asoma una pequeña sonrisa de nostalgia cuando llega al Autódromo Jose Carlos Pace) o incluso los que pudieron tener su momento de gloria que se difuminó, como un Nico Hülkenberg a quien no se le olvida esa 'pole' imposible y gracias a la lluvia que marcó en 2010.

Poco, pero muy importante, queda por decidir en la Fórmula 1. Además de acabar de definir las posiciones intermedias y esos puntos que hay entre el octavo y el duodécimo (ocho puntos entre Pérez y Sainz), el título de marcas puede acabar definido ya de manera matemática para los grandes favoritos, Mercedes. De hecho, Ferrari sólo podría mantener viva la lucha si consiguen un doblete en el circuito de Interlagos: prácticamente cualquier otro resultado tendrá como resultado que la escudería alemana se alzará con un nuevo campeonato a su favor.

Buena parte de sus opciones dependerán del hambre que tenga Lewis Hamilton. El británico, con el pentacampeonato en el bolsillo, tiene aún dos carreras por delante en las que se juega poco más que aumentar sus guarismos. Valtteri Bottas no ha dado muestras de estar a la altura del de Stevenage en prácticamente toda la temporada, por lo que siempre que se le pongan las cosas propicias aún puede pelear por subir al tercer puesto del escalón de la general. La igualdad por el bronce del año es total, ya que Räikkönen tiene 236 puntos, Bottas 227 y Verstappen, ganador en México, 216.

Hamilton ya ha avisado de que él no tiene intención de dejarse ganar por Bottas. pero tampoco va a ponerle las cosas difíciles. Y es que lo ocurrido en Rusia aún colea. El finlandés se dejó adelantar para beneficiar las opciones del hoy campeón de la presente temporada. Aquel día se pusieron las espadas en alto por parte de los que pretenden ponerse la bandera de la deportividad, los dignos que dicen luchar por la limpieza y para los que la idea de las órdenes de equipo es algo absolutamente demoniaco. Pese a que sería entendible que Hamilton buscase resarcir a su compañero, ya ha avisado de que no va a propiciar que se produzca eso. ?No creo que Valtteri quiera ganar de ese modo, sino por sí mismo. No sé si le haríamos un favor a Bottas dejándole ganar. Me da que no lo necesita. Más bien creo que piensa que puede hacerlo por sí mismo», señaló el británico sobre el finlandés, que no puede estar orgulloso de su 2018: lleva 35 puntos menos. Bottas se reivindicó: «Todos sabéis cual será mi objetivo aquí. De modo que necesitaré mi mejor nivel para luchar por la victoria».

McLaren será competitivo... tarde para Alonso

Para Fernando Alonso esta será su penúltima carrera en Fórmula 1. Antes de bajarse del McLaren, quién sabe si de la competición de manera definitiva, se despedirá del circuito donde se proclamó campeón del mundo hace toda una vida. Poco a poco va a ir recogiendo sus cosas en la escudería de Woking, donde por dos veces ha fallado en su objetivo de proclamarse tricampeón e igualar al mito Ayrton Senna, su ídolo.

¿Qué ha fallado esta vez? Ya es tarde para definirlo, pero lo que tiene muy claro Alonso es que 2019 será un mejor año para Carlos Sainz y Lando Norris, los próximos pilotos de la escuadra británica. «Desde julio hemos estado probando algunas piezas experimentales para el coche del año próximo y hay un gran optimismo en el equipo en cuanto a la dirección que ha tomado el coche en los dos últimos meses. Hemos comprendido nuestros problemas y por qué el coche de 2017 era mucho más competitivo, desde el punto de vista del chasis. Hemos realizado pruebas con GPS respecto a la velocidad en curva y hemos comprendido dónde hemos perdido. Creo que el año que viene el equipo estará en una mejor posición y yo me alegro por ellos», relató Alonso a los medios en Brasil, donde lanzó una puya a quienes le recordaban que este año Ferrari había vuelto a ser competitivo.

«Dicen que este ha sido su coche más competitivo de los últimos años y su mejor temporada, y yo estoy de acuerdo, pero en 2010 o 2012 éramos campeones a falta de diez vueltas para el final.», relató. Alonso no da puntada sin hilo. ni cuando ya está de despedida.

 

Fotos