Iván Pedroso: «Volveremos al CAR, es una instalación magnífica»

Nélson Évora, en una serie. / Sandra Santos

Iván Pedroso y su grupo de saltadores, en el que está la gallega Ana Peleitero, han realizado un stage de fuerza en León | Este sábado, les ha acompañado el palentino Óscar Husillos, que lamenta que «en España se mire más la polémica que el hecho de ser campeón»

DANI GONZÁLEZLeón

Durante esta semana, el CAR ha acogido a algunos de los mejores triplistas del mundo. Encabezados por su entrenador, Iván Pedroso, el grupo de Nélson Évora, Yulimar Rojas o la gallega Ana Peleitero, han estado realizando una etapa de entrenamientos de fuerza en León.

«Estamos en una etapa importante de nuestra preparación de cara a la temporada de verano y necesitábamos un sitio óptimo. Nuestro mánager vio este CAR, nos dio el visto bueno, vinimos a probar y creo que hemos dado en el clavo», explica Iván Pedroso.

El exsaltador cubano es el encargado de pulir el diamante que es Ana Peleiteiro, a la que ve triunfando en los próximos años. «Ha dado un cambio muy grande en materia psicológica, en ambición y sabe que puede aspirar a todo. Va por el buen camino y este año puede hacer muchas cosas», señala.

Pedroso reconoce que le hubiera gustado quedarse «más tiempo» en el CAR de León, ya que se marcharán este domingo, porque «son unas instalaciones magníficas y estamos muy cómodos».

Por ello, anuncia que volverán. «Vamos a repetir. Miraremos alguna residencia de cara a la próxima temporada y no descarto venir en verano, depende del calendario. No cabe duda de que regresaremos, es un sitio perfecto», afirma Pedroso que, comenta, echa de menos saltar y siempre «tengo ganas de hacerlo, aunque me tengo que aguantar».

Husillos: «He sido más mediático por la descalificación que si hubiera sido campeón del mundo»

El atletismo es un deporte de amigos y amistades. Este grupo mantiene una estrecha relación con el velocista palentino Óscar Husillos, plusmarquista nacional de 200 y 400 metros en pista cubierta.

El palentino, natural de Astudillo, se ha acercado hasta León a entrenar para estar con ellos. Ha recordado esa descalificación en el Mundial de Birmingham cuando era campeón del mundo, en el mismo evento en el que Peleteiro y el berciano Saúl Ordóñez fueron bronce en triple salto y 800 metros.

En la ciudad británica, pisó la línea de su calle y, por ello, fue descalificado. «Ese centímetro me ha cambiado la perspectiva de todos, ahora me tienen más en cuenta, pero en lo personal, sigo igual, quizá lo único es que me valoro más. Tengo que mantener esta mentalidad», señala.

Además, lamenta que España sea un país donde «nos guste más la polémica que la actitud que hubiera tenido de haber sido campeón del mundo». «No es igual de reconocido un campeón del mundo que un chaval al que le han quitado el oro por pisar mínimamente la línea. Mediáticamente, se me ha visto más que de haber sido campeón», afirma.

Ahora, el palentino prepara el Europeo de Berlín, su gran objetivo, donde espera bajar de 45 segundos, donde cree que estarán las medallas. «Si lo logré en pista cubierta, pienso que al aire libre podré hacerlo también», explica.