Manolo Martínez: «La falta de competición ha lastrado a Sabina Asenjo»

Sabina Asenjo, este jueves en el Europeo de Berlín./EFE
Sabina Asenjo, este jueves en el Europeo de Berlín. / EFE

El entrenador de la discóbola considera que, en perfecto estado físico, la berciana hubiera lanzado «en 57 o 58 metros»

EFE

El excampeón del mundo y medalla de bronce olímpica en Atenas 2004 en lanzamiento de peso Manuel Martínez, actual entrenador de la plusmarquista nacional de lanzamiento de disco Sabina Asenjo, achacó, en declaraciones a Efe, a la «falta de competición» el hecho de que su pupila no alcanzara este jueves la final en el campeonato de Europa de Berlín (Alemania).

«Está claro que perdió gran parte de la confianza en la técnica por falta de competición durante varias semanas y quizá sufriera más nervios de los lógicos en una gran competición por sus ganas de lanzar, pero esa falta de seguridad acortó los lanzamientos«, señaló desde la ciudad alemana.

Martínez, que debutó en una gran cita como entrenador de Sabina Asenjo en los recientes Juegos del Mediterráneo, recordó los problemas de cuello sufridos por la lanzadora berciana «que a punto estuvieron de suponer perderse el Europeo, por eso tras resolverse y con los buenos últimos entrenamientos, las esperanzas eras mayores«.

Sabina Asenjo empezó a sufrir problemas cervicales en el cuello antes de la disputa del campeonato de España, donde sumó su octava victoria consecutiva por tan solo un centímetro, y, tras consultar a diferentes especialistas, finalmente encontró solución fisioterapéutica a sus problemas.

A pesar de quedarse fuera de la final de disco en Berlín, como había logrado en la cita continental anterior en Amsterdam 2016, Manuel Martínez defendió el papel de la campeona de España «porque tampoco es para rasgarse las vestiduras lanzar casi 56 metros y ocupar la decimoquinta plaza, aunque sin esos problemas habría lanzado 57 ó 58 que le habrían permitido estar en la final», dijo.

Para el excapitán de la selección española de atletismo, su actual papel «es muy diferente, porque el trabajo del entrenador es previo en cuanto a la planificación, fuera de la pista y después, en la grada, solo puede morderse las uñas«.

 

Fotos