Natación | Mundiales

Todo el mundo, salvo la FINA, aplaude la valentía de Horton ante Sun Yang

Mack Horton (i) apartado de Sun Yang durante el posado a los fotógrafos. /AFP
Mack Horton (i) apartado de Sun Yang durante el posado a los fotógrafos. / AFP

La Federación Internacional, que permite competir al chino pese a destruir con un martillo una muestra de sangre, lanza una advertencia al australiano

ELODIE SOINARDGwangju

«El 99% de los nadadores le apoyan». «Todo el mundo le aplaudió». Son frases que se escucharon este lunes en Gwangju, al día siguiente de la negativa del australiano Mack Horton a compartir el podio con Sun Yang para mostrar su descontento por la presencia del nadador chino en los Mundiales de natación que se disputan en Corea del Sur. El domingo por la noche Horton se negó a subir al podio de los 400 metros para recibir su medalla de plata y se mantuvo apartado para las fotografías.

Horton escogió mostrar su opinión -ya conocida- de una manera ostensible frente a Sun, en el ojo del huracán por haber destruido con un martillo una muestra de sangre el pasado mes de septiembre durante un control antidopaje. El nadador chino consiguió el domingo su cuarto título mundial consecutivo en los 400 metros y su décimo oro en los Mundiales.

La Federación Internacional de Natación (FINA) no le sancionó por defecto de forma, pero Sun, de 27 años, debe declarar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en septiembre, después de que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) apelara la decisión. Ya suspendido tres meses por dopaje en 2014, el nadador chino se arriesga a una suspensión de por vida que se aplica en caso de reincidencia. Pero hasta entonces nada le impide participar en los Mundiales de 2019.

«Fue realmente valiente», aplaudió la nadadora estadounidense Lilly King, siempre dura con el dopaje. «Cuando llegó al restaurante de los deportistas (después de la ceremonia de entrega de medallas), todo el mundo se puso a aplaudir. Sentó muy bien ver a los nadadores unidos con él», explicó la doble campeona olímpica y cuatro veces campeona del mundo.

«Osado»

«Los nadadores deben luchar por su cuenta, no es la FINA quien lo va a hacer. Es un buen comienzo», opinó King, que el viernes calificó la presencia de Sun en la piscina coreana de «realmente sospechosa y de locos».

Horton también cuenta con el apoyo de la delegación de su país. «Estoy superorgulloso de Mack. Todo el equipo australiano le respalda al cien por cien. Y creo que el 99% de los nadadores le apoyan. No está solo», aseguró su compañero Mitch Larkin. «Lo que ha hecho fue valiente y osado. Le respeto mucho», añadió.

Por su parte, la FINA no apreció la iniciativa de Horton y le envió «una carta de advertencia». «La libertad de expresión debe ser ejercida en el buen contexto» y «los deportistas saben que no deben utilizar las competiciones de la FINA para expresar opiniones personales», escribió la Federación Internacional en un comunicado.

En los Juegos Olímpicos de Río 2016, Horton no pudo dejar más clara su postura cuando privó a Sun del título olímpico en los 400 metros. «No respeto a los dopados», aseveró el australiano. «Nadie me quiere. Me da igual», respondió el domingo Sun, que parece completamente imperturbable en la piscina. Este lunes firmó el mejor tiempo de las series de la prueba de 200 metros. Y pudo sentirse satisfecho de ocupar la portada del diario oficial de la competición.

Más información