Fidalgo revalida su premio en el Deva

Los participantes toman la salida en el coto de El Tilo, entre Panes y Siejo./Nel Acebal
Los participantes toman la salida en el coto de El Tilo, entre Panes y Siejo. / Nel Acebal

El piragüista leonés se impone por segundo año en la prueba asturiana, en la categoría K1, seguido por Borja Estomba y Álvaro Fernández Fiuza

L.RAMOS

Un río que, en vez de crearlas, rompe fronteras. Un año más, el Descenso Internacional del Deva hermanó a asturianos y cántabros, quienes se reunieron en las dos orillas para disfrutar del espectáculo que las más de doscientas embarcaciones participantes tenían que ofrecer. Y como no podía ser de otra forma, fue la combinación de ambas tierras, la pareja formada por el cántabro Julio Martínez y el asturiano Emilio Llamedo, la que dominó la competición. Los palistas del equipo Los Rápidos-Jaire Aventura se proclamaron vencedores del XLIX Descenso Internacional del Deva, con un tiempo de 43 minutos y 42 segundos.

«Estamos muy contentos, pues tras el percance del Sella y no haber podido participar en algunas carreras debido a una lesión de Julio, es la mejor forma de acabar la temporada con buen sabor de boca», manifestaba Llamedo a este diario apenas unos minutos después de cruzar la meta. La de ayer fue la cuarta victoria del parragués en el Deva -«cada una con un compañero diferente»-, quien se confiesa enamorado del río. «Siempre disfruto muchísimo, pues es similar al Sella y tiene un gran ambiente, además de contar con unos paisajes vistosos», indicó. Junto a él, su compañero también se mostraba «encantado», tanto con la victoria como con la experiencia, pues era su primera vez en el Deva.

Triunfo leonés en k1

Tras la pareja asturcántabra, y con varios segundos de diferencia, atravesaban la línea de meta Juan Busto y Roberto Geringer (El Sella), quienes en los últimos metros protagonizaron un reñido sprint junto a Alberto Llera y Eduardo González (El Sella), que quedaron terceros.

En la categoría de K1 la victoria se la llevó, por segundo año consecutivo, el leonés Guillermo Fidalgo (Oviedo Kayak), seguido por Borja Estomba (El Sella) y Álvaro Fernández Fiuza (Real Grupo de Cultura Covadonga).

La cita, a la que acudieron piragüistas principalmente de Asturias y Cantabria, pero también de Castilla y León, Madrid, País Vasco y Castilla La Mancha, congregó a cientos de personas tanto en la salida, entre las localidades peñamelleranas de Panes y Siejo, como en la llegada, entre Unquera (Cantabria) y Bustio (Ribadedeva), y el tramo de doce kilómetros comprendido entre ambos puntos. Además, como viene sucediendo desde hace unos años, la capital de Peñamellera Baja acogió un desfile previo a la prueba, en el que participaron más de una veintena de niños, además de autoridades asturianas y cántabras.

Para completar la jornada, en el aparcamiento de La Brañona, en Panes, se celebró una nueva edición del Mercaumellera, que organiza la asociación cultural El Manantial de Socueto. En la explanada se dieron cita varios puestos en los que se podían adquirir tanto productos locales como quesos, embutidos y arándonos, como ropa, complementos, cosmética, bisutería y piezas cerámicas creadas por artesanos de la zona.