Fidalgo, con «buen sabor de boca» después del bronce en K-1 en el Descenso del Sella

Fidalgo, con «buen sabor de boca» después del bronce en K-1 en el Descenso del Sella

El leonés prepara con ahínco su próxima gran cita, el campeonato de España de aguas bravas de Sabero de dentro de 15 días

EFE

El piragüista internacional Guillermo Fidalgo se quedó «con un buen sabor de boca y más que satisfecho», según ha declarado, tras el tercer puesto en K-1 en el 83 Descenso Internacional del Sella, disputado este pasado fin de semana en tierras asturianas.

Pese a no poder repetir el triunfo, que lograra exaequo con Borja Estomba de 2018, Fidalgo cree que realizó «una gran carrera, inteligente y dando lo máximo posible», siendo superado por un margen muy estrecho por Alberto Plaza y, de manera más clara, por el ganador de la categoría, el campeón de Europa de maratón, el danés, Mads Pedersen.

El palista leonés del Oviedo Kayak reconoció la superioridad del rival nórdico «que estaba un punto por encima del resto y que, además, tuvo la posibilidad de mejorar sus opciones tras enlazar con una embarcación K-2, mientras que el resto quedó descolgado».

Fidalgo se vio condicionado por la floja clasificación previa, donde logró la décima posición -el pasado año había sido segundo-, pero aún así pronto encabezó la prueba hasta que, a partir del kilómetro diez Pedersen impuso su ritmo de palada y descolgó a todos los rivales.

En la lucha por las plazas de podio, Guillermo Fidalgo fue superado por Alberto Plaza, quien se benefició de la mejor colocación tras una embarcación K-2 sudafricana, dentro de un final muy apretado con otros dos rivales, Kiko Vega, que fue cuarto y el ganador con Fidalgo del pasado año, Borja Estomba, que tuvo que conformarse con la quinta plaza.

Después de la prestigiosa prueba asturiana, Fidalgo tiene por delante el campeonato de España de aguas bravas los días 17 y 18 de agosto en su tierra, en el Canal Sabero-Alejico, donde intentará revalidar el doblete en las disciplinas esprint y clásica.