Igualdad de derechos

La selección femenina de EE UU demanda a su federación por discriminación

Las jugadoras de la selección estadounidense, durante un partido de la 'She Believes Cup'. /Douglas DeFelice-USA TODAY Sports
Las jugadoras de la selección estadounidense, durante un partido de la 'She Believes Cup'. / Douglas DeFelice-USA TODAY Sports

Exige igualdad salarial y las mismas condiciones laborales que tiene el combinado masculino

COLPISA / AFPLOS ÁNGELES

La selección femenina de Estados Unidos ha presentado una demanda contra la federación de fútbol este viernes, tres meses antes de que inicie la defensa de su título en el Mundial de Francia.

Los 28 integrantes del combinado nacional firmaron la demanda presentada en una corte federal en Los Angeles en la que exigen igualdad salarial y las mismas condiciones laborales de su contraparte masculina.

Las centrocampistas Carli Lloyd y Megan Rapinoe, ambas miembros del equipo campeón mundial en Canadá hace cuatro años que siguen integrando la selección de EE UU, son dos de las firmantes de la demanda interpuesta contra la Federación.

«A pesar del hecho de que estos jugadores femeninos y masculinos deben realizar las mismas tareas y tienen las mismas responsabilidades para su único empleador común, la USSF, las jugadoras han recibido constantemente menos dinero que sus contrapartes masculinas», dice la demanda. «Esto es real a pesar de que su desempeño ha sido superior al de los hombres (...) convirtiéndose en campeonas mundiales», agrega.

Tres veces campeona del mundo

La selección femenina ha ganado el Mundial tres veces, la edición inaugural de 1991 en China, como anfitriona en 1999 y en Canadá hace cuatro años. La selección masculina, por el contrario, sólo logró llegar al podio en Uruguay 1930, donde fue tercera, y su mejor desempeño desde entonces fueron los cuartos de final en Corea del Sur y Japón 2002. De hecho la selección masculina ni siquiera logró clasificarse para el Mundial de Rusia 2018.

«La USSF no ha logrado promover la igualdad de género», afirman las jugadoras en la demanda. «Se ha negado obstinadamente a tratar a sus empleadas que son miembros del (equipo nacional femenino) por igual que sus empleados varones que son miembros del (equipo nacional masculino)». «El USSF, de hecho, ha admitido que paga a sus jugadoras menos que a sus jugadores y ha llegado a afirmar que 'las realidades del mercado son tales que las mujeres no merecen ser pagadas por igual que los hombres'». El USSF admite tal discriminación de género intencional incluso en momentos en que las mujeres «obtuvieron más ganancias, jugaron más partidos, ganaron más partidos, ganaron más campeonatos y/o obtuvieron audiencias televisivas más altas», afirma la demanda.

La selección estadounidense femenina defenderá su corona mundial en el torneo que se jugará en Francia del 7 de junio al 7 de julio. En la primera fase enfrentará en el Grupo F a Tailandia, Chile y Suecia.