Campeona continental

Un relevo dorado para La Roja

Jesús Vallejo y Dani Ceballos, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

Fabián, Oyarzabal y Ceballos se suman al plan de Robert Moreno tras confirmar que la sub-21, recién proclamada campeona de Europa, es un vivero de talento con presencia ya en la absoluta

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Tras proclamarse por quinta vez campeona de Europa sub-21 en Udine, La Rojita pisó este lunes la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para recibir el merecido homenaje a un combinado que ya forma parte de la historia al doblegar a Alemania, tomándose la revancha de la final perdida en Cracovia hace dos años, e igualar con su repóker de títulos a Italia. «Estos jugadores son unos fenómenos», indicó el riojano Luis de la Fuente, artífice del éxito de una «generación irrepetible». «Ha sido una temporada complicada y esta es la mejor manera de acabarla», señaló el capitán, Jesús Vallejo.

La gesta de la sub-21 permitirá a España competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por lo que Alejandro Blanco no quiso perderse el acto. «En Río me faltaba el fútbol; ya lo tenemos en Tokio», destacó el presidente del Comité Olímpico Español, que resaltó la dureza de los rivales y el «gen competitivo ganador» de la selección. «Cada vez que terminaba un partido Luis decía 'son muy buenos'», recordó Luis Rubiales, que dijo que los futbolistas de La Rojita se han convertido en un «referente social». «Han demostrado ser los mejores», incidió el presidente de la Federación Española de Fútbol, esperanzado en que el triunfo actual se proyecte también al de la absoluta en la Eurocopa 2020.

No en vano, España cumplimentó en el Europeo un nuevo paso hacia el relevo generacional de La Roja tras sobreponerse al mazazo que supuso la derrota ante la anfitriona Italia en el primer partido de la fase final (3-1) para vencer a continuación a Bélgica (2-1) y sellar el boleto para semifinales y el pasaporte a Tokio 2020 barriendo a Polonia (5-0). Francia fue el último obstáculo en su camino hacia la final, pero el equipo dirigido por Luis de la Fuente avasalló también a los 'bleus' remontando el tanto inicial de Mateta para citarse con Alemania, la víctima definitiva de una generación dorada que permite mirar con ilusión el futuro de la absoluta.

Por La Roja desfilan ya Dani Ceballos, Fabián Ruiz y Mikel Oyarzabal, tres de los pilares del entorchado conquistado en Udine y con peso creciente en la selección tutelada ya a todos los efectos por Robert Moreno, que incluyó a los dos últimos en la lista de los duelos clasificatorios para la Eurocopa 2020 frente a las Islas Feroe y Suecia, lo que supuso la vuelta del delantero de la Real Sociedad tras su comparecencia en un amistoso ante Bosnia en tiempos de Vicente del Bosque y el regreso del sevillano después de que un virus frustrase su estreno ante Noruega y Malta en marzo.

Revalorizados

Finalmente fue en la goleada ante las Islas Feroe cuando tuvo su puesta de largo con los 'mayores' un Fabián Ruiz que se ha revalorizado en este Europeo como hiciera en el de 2013 Isco, al que sustituyó en ese partido disputado en el estadio de Tórsvøllur. El malagueño formó parte, junto a otro once miembros de La Rojita, del equipo ideal de aquel torneo disputado en Israel en el que, a las órdenes de Julen Lopetegui, una camada de jóvenes valores integrada por De Gea, Iñigo Martínez, Koke, Thiago, Rodrigo Moreno o Morata demostró estar preparada para dar el salto como ahora han hecho los pupilos de Luis de la Fuente.

Mejor jugador del campeonato, Fabián se ha confirmado como uno de los talentos más prometedores del continente en un soberbio Europeo que redondeó con su golazo en la final. Seguía así la senda de su paisano Ceballos, MVP del anterior Europeo disputado en Polonia, como lo fuera Thiago en el de Israel en 2013. Al utrerano le cortejaba por entonces el Real Madrid, que cerró dos semanas después su fichaje y tiene ahora en su radar al futbolista del Nápoles, también ex del Betis al que su visión de juego, verticalidad y pegada han convertido en una de las sensaciones del verano.

Diferente es la situación de Ceballos, defenestrado por Zinedine Zidane y obligado a buscarse equipo. El Europeo le ha servido de reivindicación al timonel de esta Rojita que persigue una cesión a fin de volver algún día a Chamartín pese a que Zizou no quiere ni verle. Dos goles, un repertorio inagotable de pases y una visión de juego digna sólo de los privilegiados han hecho que se eleve la corte de pretendientes de un futbolista que acumula seis partidos con la absoluta tras darle galones Luis Enrique nada más aterrizar en el banquillo pero que se cayó de la última convocatoria por los pocos minutos en su equipo.

Intocable con la Real Sociedad es sin embargo Oyarzabal, cuyo papel como falso 'nueve' fue determinante en la 'manita' ante Polonia hasta que cayó lesionado, lo que no le impidió brillar frente a Francia y ser titular contra Alemania. Aunque Del Bosque le dio la alternativa hace tres años, la llamada de Luis Enrique en la última convocatoria del asturiano confirmó que ya entraba en los planes de la absoluta y Robert Moreno le alistó 19 minutos contra Suecia.

La brega de Jesús Vallejo, el recorrido de Júnior Firpo, la pegada de Pablo Fornals o el olfato de Dani Olmo, unas de las grandes revelaciones del Europeo sub-21, goleador y MVP de la final, son otros de los motivos para pensar con optimismo en el devenir de La Roja.