Eurocopa I Clasificación

Ramos, hombre récord en una noche de contrastes

Ramos, hombre récord en una noche de contrastes

El capitán se convirtió en Oslo en el jugador con más partidos en la historia de la selección española pero vio la amarilla y no estará en Suecia

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Sergio Ramos vivió en el Ullevaal Stadion de Oslo una noche de contrastes. No era un partido cualquiera para el capitán español, que se convirtió en la capital noruega en el jugador con más partidos en la historia de la selección, pues suma ya 168 y dejó atrás los 167 de Iker Casillas. Más allá de una cifra que convirtió el duelo ante los noruegos en una cita importante, Ramos, que ayer compartió el centro de la zaga con Raúl Albiol, comenzó el partido atento y rápido al cruce, pero ya pronto, con apenas cinco minutos de juego transcurridos, vivió su primera jugada comprometida, en una acción con el delantero noruego Joshua King, en la que el público local reclamó penalti por un posible agarrón.

Por lo demás, lo previsto, el trabajo se concentró en el juego a balón parado, gran arma de los noruegos junto al contraataque. De hecho, en el debe de la pareja de centrales quedaron varios remates de cabeza de los noruegos.

 El capitán vio la tarjeta por una mano. Michael Oliver le mostró una amarilla que le impedirá disputar el partido ante Suecia. Además, la noche se fue complicando para Ramos ante las acometidas aéreas noruegas, que acabaron metiendo a España en su área hasta el penalti en el tiempo de descuento que supuso el empate definitivo y que dejó a España sin el billete matemático para la Eurocopa. Al menos por ahora.

«Hubiese cambiado el récord por la victoria pero es una recompensa y un mérito después de estar tantos años. Me emociono cada vez que me pongo esta camiseta y espero hacerlo muchas veces más», señaló al final del partido. «Mis estadísticas se asemejan a las de gente que considero leyenda», añadió el de Camas, que no desmiente su intención de disputar los Juegos Olímpicos de Tokio. «Es una idea muy bonita, nadie diría que no», dijo respecto a la cita olímpica.

Más información