El Madrid no midió la reacción de Rubiales

Sergio Ramos, con Florentino Pérez al fondo./
Sergio Ramos, con Florentino Pérez al fondo.

El anuncio del fichaje, minutos después de que Lopetegui hubiese dado el 'sí' e informado a su mujer, provocó la decisión inamovible del presidente de la FEF

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Krasnodar

Julen Lopetegui se despidió de la plantilla durante algo más de quince minutos junto a sus ayudantes Pablo Sanz y Óscar Caro. Lo hicieron muy tocados, con ojos vidriosos y la sensación de que no han podido completar el trabajo. El precipitado anuncio de su fichaje por el Real Madrid se llevó por delante meses de trabajo concienzudo. El ya exseleccionador detalló a sus jugadores cómo fue el proceso y les indicó que había dado el sí al equipo blanco, tras rechazar grandes propuestas de otros clubes de Champions League, pero con la condición de que las partes se pusieran de acuerdo. Era una opción irrechazable. Tras meses regateando incendios institucionales constantes, superados con inteligencia y mano izquierda, una filtración así podía dinamitar la concentración de la selección.

De hecho, Lopetegui informó del tema a su mujer, Rosa, el mismo martes, cuando su fichaje por el Real Madrid era una posibilidad real. Después de habérselo dicho a Fernando Hierro. El vasco esperaba que ambas partes se entendieran, pero todo se precipitó. Florentino Pérez llamó a Luis Rubiales, le informó del interés y el presidente de la FEF confirmó el asunto con Lopetegui antes de que hubiese una segunda llamada del mandatario blanco en la que confirmaba el inminente pago de la claúsula. Entonces Rubiales pidió que no se hiciera público, que «no se hiciera nada» sin su autorización. En ese momento, intentó localizar al seleccionador, que estaba informando a sus futbolistas de manera breve.

«Ante una situación tan complicada una cantidad de dos millones de euros pasa a un segundo o tercer plano. Hay otras cuestiones o valores que tenemos que transmitir, hemos actuado en conciencia y con toda la responsabilidad»

«Ante una situación tan complicada una cantidad de dos millones de euros pasa a un segundo o tercer plano. Hay otras cuestiones o valores que tenemos que transmitir, hemos actuado en conciencia y con toda la responsabilidad» Luis Rubiales

Ahí estalló Rubiales, que desde el primer momento se sintió ninguneado. Cambió sus planes y decidió regresar a Krasnodar. En el vuelo de vuelta no paraba de mirar el móvil, pese a que estaba sin señal. No daba crédito. Se desató la ira. Y estaba decidido a destituir al seleccionador por una decisión «inoportuna, inesperada y precipitada». Sus más cercanos le animaban a ello. Uno de ellos es Xavi, que también estaba en la capital rusa con Iker Casillas. Al aterrizar en Krasnodar estaba nervioso, le temblaban las manos. No pudo pegar ojo. Desde primera hora tuvo varias reuniones, pero pese a que «escuchó a todos los que tenían una opinión», desde Fernando Hierro a los capitanes encabezados por Sergio Ramos, tenía decidida la medida. Lopetegui y sus ayudantes, que vivieron con incredulidad todo el proceso hasta la destitución, no podían seguir.

No recibirá la cláusula y podría hasta pagar

Se reunió con los jugadores tras el desayuno voluntario, al que varios no bajaron, y les pidió «compromiso». Muchos de los futbolistas, que ya habían mostrado su parecer, asumieron que 'Rubi' ya tenía tomada una decisión. Era una cuestión de orgullo. Florentino Pérez había querido pasar por encima de la FEF. Y eso no lo iba a permitir el nuevo presidente, que considera a su organismo la casa del fútbol. Y que nadie, ya sea LaLiga (que tiene al frente a su archienemigo Javier Tebas) o ahora el Real Madrid con Florentino Pérez, está por encima. «No puede ser que haya alguien que haga y deshaga como le apetezca. Es una cuestión de honor», decían desde dentro de la Academia del Krasnodar. Incluso aunque ello suponga perder un dinero que inicialmente la institución estaba decidida a cobrar. «No soy quién para opinar sobre la actitud del Real Madrid, pero como exjugador creo que Rubiales ha reaccionado muy bien. Ha mirado por la Federación, que debe estar siempre por encima de las personas», dijo Xavi cuando se supo el relevo de Hierro por Lopetegui.

Y es que, una vez se anunció el despido, el Real Madrid no tendrá que pagar los dos millones de euros de la cláusula de Julen Lopetegui, puesto que tras el despido del seleccionador está libre para llegar sin rescisión alguna al club blanco. «Venimos de una situación económica que no hace falta que diga cuál es y estamos haciendo un gran trabajo a nivel patrocinio con otras entidades que harán que la FEF tenga 20 millones más de lo presupuestado, pero créanme que ante una situación tan complicada una cantidad de dos millones de euros pasa a un segundo o tercer plano. Hay otras cuestiones o valores que tenemos que transmitir y en ese sentido hemos actuado en conciencia y con toda la responsabilidad», señaló Rubiales en la sala de prensa sobre una cantidad que curiosamente es la misma que costaba el viaje de lujo de anterior directiva desvelado hace unos días.

«Estoy muy triste»

De hecho, incluso dejó dar a entender que están analizando la opción legal para no tener que pagar el contrato de Lopetegui hasta 2020. «En aras de la transparencia y la legalidad, en un contrato hay cláusulas de confidencialidad y hay cuestiones que los abogados de la Federación están tratando. Cuando el tema esté arreglado... porque lo que he hablado con Lopetegui esta mañana era arreglarlo ahora y solucionarlo de la mejor manera posible. Trabajamos muy duro, muy duro, por el dinero, pero hay cuestiones que están por encima del dinero. Hay situaciones en las que hay que tomar decisiones muy doloras económicamente, que no son las mas rentables económicamente pero si en los valores».

«Estoy muy triste, pero deseando que juguemos un magnífico Mundial y ganemos»

«Estoy muy triste, pero deseando que juguemos un magnífico Mundial y ganemos» julen lopetegui

Rubiales ha querido dejar claro que la nueva FEF no es una figura decorativa. De hecho, en un primer momento no anunció al sustituto de Lopetegui, que dará explicaciones en España tras optar por no hacerlo en Krasnodar, pese a que los jugadores ya sabían que Hierro era el elegido para dirigir al equipo en este Mundial que arranca caótico para España. Luego compareció con él a su lado para refrendar que en su Federación los valores cuentan. «Puede parecer que hay una tremenda debilidad, pero con el tiempo nos hará más fuertes. Pido a todos los españoles que sientan la selección que anime y se pongan la camiseta. El equipo va a darlo todo por obtener un buen resultado», finalizó. «No es plato de buen gusto, hemos actuado con responsabilidad», dijo después cuando presentó a Hierro.

Julen se fue... a Madrid

A esa misma hora, Lopetegui llegaba al aeropuerto de Krasnodar para tomar un vuelo con destino a Madrid. «Estoy muy triste, pero deseando que juguemos un magnífico Mundial y ganemos», dijo con rostro serio, gafas de sol y auriculares. «Tenemos un equipo magnífico y ojalá ganemos el Mundial», añadió antes tomar el primer vuelo a Moscú, donde hará escala antes de volar a Madrid... donde será presentado este jueves como nuevo técnico del Real Madrid.

Allí se encontrará, a partir de julio, con un Sergio Ramos que lanzó una arenga pública antes del entrenamiento vespertino. «Somos la Selección, representamos un escudo, unos colores, una aficion, un país. La responsabilidad y el compromiso son con vosotros y por vosotros. Ayer, hoy y mañana, juntos». Lo mismo hizo después Gerard Piqué, que recordó el caso de Steve Fisher en 1989 pidiendo unidad. Le siguió David de Gea. El grupo aún piensa que el Mundial es posible.

Contenido Patrocinado

Fotos