Mundial 2018

Rusia 2018

Munir verá por televisión el España-Marruecos que quiso jugar con ambos equipos

Munir en su debut con La Roja./EFE
Munir en su debut con La Roja. / EFE

-Los 13 minutos que jugó ante Macedonia en 2014 en la 'era Del Bosque', cuando apuntaba a estrella en el Barça, le han impedido estar en Rusia con Marruecos

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial. Kaliningrado

Pocas semanas después del Mundial de Brasil, en los primeros días de septiembre de 2014, España reclutó, por una lesión de Diego Costa, a Munir el Haddadi. A finales de agosto había debutado con el Barcelona, con gol incluido. Era la sensación, la estrella emergente de la cantera azulgrana... Y aunque estaba en la sub 21 ya había rumores de que podía ser llamado con la absoluta de Marruecos, que dos años antes había eliminado a los olímpicos españoles en Londres.

Vicente del Bosque, seleccionador nacional entonces, torció un poco el gesto en la sala de prensa del Ciutat de Valencia hasta terminar casi enojado cuando se le cuestionó las razones de su convocatoria ya que insinuaba que no se quería perder a otro joven talento. «Desde el primer momento había pensado que podía ocurrir alguna baja y como la sub 21 ya estaba clasificada podíamos echar mano de los de abajo. Es la solución más natural y es la que hemos elegido», explicó antes de recordar que España está «jugando una clasificación» (para la Euro de Francia) por lo que el cuerpo técnico convoca «a los que creen que son mejores», indicando que Munir era «un jugador joven y pujante. No hay otros motivos que no sean los deportivos. Es una voluntad de los padres y del chaval jugar con España, sería lo mismo ahora que dentro de tres meses. No le vamos a forzar para nada. Ha nacido en Galapagar».

Con el marcador sentenciado, Del Bosque le concedió 13 minutos en la recta final del encuentro sustituyendo a Koke. «Me da igual lo que diga la gente, yo hago lo mejor para mí. Yo nací aquí, quería jugar aquí. He cumplido un sueño. Jugar con España es una decisión mía», reiteró en la zona mixta justo cuando su padre le metía en un lío. Minutos después de sus explicaciones ante la prensa, Mohamed El Haddadi, el padre del futbolista, metió en un lío a su hijo. «Si lo hubieran llamado de Marruecos también se habría ido», reconociendo el consejo que le había dado a su hijo: «Con quien te llame primero, te vas». El padre del jugador azulgrana reconoció su alegría porque «no pensaba que llegaría aquí tan rápido».

Del Bosque, «culpable» de la «faena»

Después de aquello nada salió como se esperaba. Munir no explotó en el Barcelona y tampoco después en el Valencia. No fue llamado para aquella Euro 2016 y la posterior clasificación de Marruecos para el Mundial de Rusia le hizo replantearse todo al ahora delantero del Alavés. Consciente de que no estaba tampoco en los planes de Lopetegui pese a que mejoró su rendimiento con goles intentaría jugar con la selección de origen de su padre. La Federación Real Marroquí de Fútbol (FRMF) hizo una petición formal que fue desestimada por la FIFA finalmente en marzo y tampoco lo solucionó el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Hasta Vicente del Bosque, se mostró comprensivo y lanzó un mensaje para que le dejaran disputar el torneo con Marruecos. «Le hicimos la faena. Pero creo que hay que ser flexibles en la vida y por 15 minutos (en Valencia ante Macedonia) le deberían dejarle jugar. Yo me siento culpable. Nosotros le convocamos porque estaba en la sub 21 y se nos lesionó un jugador y le llamamos por eso. Me gustaría que pudiera ir con Marruecos. Habría que mirar por qué no ha vuelto a venir y por qué le cogimos», dijo el salmantino cuando el sorteo emparentó a ambos países en el grupo B.

En el país africano usan el caso de Munir El Haddadi para convencer a otros que han nacido fuera de Marruecos, algo que ha sucedido con 17 de los 23 mundialistas en Rusia: «Hay casos como el de Munir que a ellos les hacen reflexionar. Él jugó un solo partido con España y ya no es internacional con España ni lo puede ser con Marruecos. Los jugadores tienen que pensar también a largo plazo, si van a poder ser convocados más veces o solo en ese momento de auge», recuerda Rabie Takassa, ojeador de la federación marroquí en España, Alemania e Italia.

En la memoria colectiva está que Roberto López Ufarte, leyenda de la Real Sociedad y mundialista en 1982, nació en Fez por el trabajo de sus padres aunque regresó a Euskadi cuando tenía 8 años.

Contenido Patrocinado

Fotos