Cristiano Ronaldo, impotente ante Uruguay

Cristiano Ronaldo durante el partido contra Uruguay/AFP
Cristiano Ronaldo durante el partido contra Uruguay / AFP

El delantero luso fue incapaz de ayudar a su selección a remontar el segundo gol de Cavani

MELISA CABALEIROMadrid

Cristiano Ronaldo quiso aprovechar desde el principio el hecho de poder superar a la argentina de Leo Messi, eliminada por los galos, en una actuación algo gris del rosarino. El delantero del Fútbol Club Barcelona no pudo superar la marca histórica de anotar en la segunda fase de un Mundial -marca también pendiente para el portugués-. Cristiano tuvo dos horas para concienciarse y salir al terreno de juego con un compromiso mayor al habitual.

El de Madeira entonó el 'As Armas' con toda la fuerza posible, como si de un sortilegio mágico se tratase. Tardó apenas cinco minutos en disparar a puerta, un tiro que atajó sin problemas Fernando Muslera. La siguiente oportunidad fue un lanzamiento de falta que chocó contra la defensa. Ante la mala suerte del delantero del Real Madrid, tuvo que salir Pepe al rescate para devolver el 'golpe' inicial del delantero del PSG, Edinson Cavani. Una alegría, la portuguesa, que duró poco: apenas tardó seis minutos el mismo protagonista del primer gol en 'destrozar' la red y poner -de nuevo-cierta ventaja en el marcador. Además, esa mala fortuna pareció cebarse con el luso, que recibió tarjeta amarilla, por lo que si la selección hubiera conseguido empatar, el jugador se habría perdido los cuartos de final ante Francia.

Pero Cristiano siguió luchando por conseguir ese tanto. Porque marcar no solo suponía cambiar su historia particular -la de anotar en segunda ronda e igualar al actual pichichi del campeonato- sino también la de su selección, que no conseguía colarse en la antepenúltima ronda desde el año 2006. Pero los minutos iban pasando por delante de sus ojos sin que el luso pudiese hacer nada. Cristiano se quedó a un solo tanto del actual Bota de Oro, el delantero del Tottenham, Harry Kane, quien acumula ya cinco dianas -número que todavía puede acrecentar contra Colombia-. Aunque no todo en la vida consiste en marcar. A pesar de que Cristiano siempre muestre en los partidos su cara más voraz, también tuvo tiempo de enseñar su parte más amable, ayudando a Cavani a retirarse, después de que el uruguayo notara unas molestias musculares que le obligaron a salir del terreno de juego a veinte minutos del final.

Pero esta derrota personal de Cristiano Ronaldo puede no ser definitiva. El luso tendrá una nueva oportunidad para redimirse y escribir su nombre en la historia dentro de cuatro años en el Mundial de Catar, aunque con algo más de peso en las piernas, ya que para aquel entonces tendría 37 años.