El Clásico

Luis Suárez toma las riendas del Barcelona

Luis Suárez celebrando uno de sus tres goles ante el Real Madrid / AFP

El uruguayo, que está ejerciendo de líder durante la ausencia de Messi, anotó tres de los cinco goles que le dieron la victoria al conjunto blaugrana

MELISA CABALEIROMadrid

La lesión de Messi hizo sonar todas las alarmas en Can Barça. Tras ayudar a su equipo a situarse como líder de la Liga con una amplia goleada frente al Sevilla, el argentino se lesionaba y se perdía irremediablemente sus compromisos más cercanos: el Inter en Champions y el Clásico ante el Real Madrid. «Tener al mejor jugador del mundo es un plus. Creo que tenemos que estar orgullosos por haber mostrado, pese a la falta de Leo, que somos un gran equipo y tenemos un gran entrenador», sentenció el delantero. Dos duelos de suma importancia, en dos competiciones muy distintas e ilusionantes para los blaugranas, donde el uruguayo a pesar de la ausencia de su gran amigo y compañero, mostró su mejor actitud, echándose el equipo a la espalda y devolviendo con creces la confianza que Valverde deposita en él cada partido.

Ante el Inter fue el mejor del partido aunque no anotase y ante el Real Madrid, se quitó esa espina. Y de la mejor forma, con un hat-trick en el Camp Nou y frente al eterno rival. Dos goles de cabeza y un penalti fueron sus aportaciones en un duro partido para los blancos, que se marcharon de Barcelona con un serio correctivo. Suárez, no dejó de intentar el gol durante todo el encuentro e incluso tuvo la ocasión de hacer el sexto tanto blaugrana, que evitó Courtois con una espectacular parada. El uruguayo alcanzó importantes cifras durante el choque, igualando a Benzema en goles en un Clásico (9) e igualando a Messi en la lucha por el pichichi (7). Cuando finalizó el encuentro, el delantero dio su visión particular de lo que había sucedido. «Ellos salieron a buscar el partido en el segundo tiempo, tuvieron alguna que otra ocasión pero hicimos un gran trabajo y a la contra acabamos sentenciando el partido», afirmó.

El charrúa coge el testigo de Romario, el último jugador -sin contar a Leo Messi- en hacer un hat-trick ante el Real Madrid en un Clásico, convirtiéndose así en el undécimo jugador del Barça que le hace tres goles en un partido al cuadro blanco. El delantero del Barcelona, quiso defender la actuación de los jugadores del Real Madrid cuando le preguntaron si le había sorprendido el pobre nivel blanco. «A veces es dificil ser jugador, estar dentro y vivir situaciones en las que no le va bien al equipo. El Real Madrid es un club muy autocrítico y son situaciones que los compañeros de profesión entendemos», comentó.

El uruguayo ya es leyenda de los clásicos, al convertirse en el segundo jugador en toda la historia, tras Josep Samitier que marca 9 goles en sus primeras 11 apariciones. Además lleva 2 asistencias, 2 penaltis provocados y 3 tiros al palo. Pero no todo iban fueron buenas críticas para el delantero azulgrana, que también fue cuestionado por la fuerte entrada a Nacho, en una acción en la que llega tarde y pisa duramente en el tobillo al defensa blanco. Si el colegiado hubiera sancionado esta acción con tarjeta roja, el uruguayo no podría haber realizado el hat-trick, el primero de su trayectoria en un duelo ante el conjunto blanco.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos