Atlético de Madrid

Las molestias de Diego Costa rompen el tridente

Diego Costa, contra el Alavés. /EFE
Diego Costa, contra el Alavés. / EFE

Con Griezmann retrasado al centro del campo y junto a Morata en punta, el hispano-brasileño se reencontró con el gol cuatro meses después

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Según el Atlético de Madrid, Diego Costa fue sustituido la noche del sábado en Mendizorroza «por precaución por molestias musculares», por lo que el delantero hispano-brasileño no podrá jugar el martes en el Wanda Metropolitano ante el Girona (19:30 h.), al que el equipo rojiblanco todavía no ha conseguido ganar. Tras marcar al Alavés un golazo desde la frontal, Diego Costa ya no salió en la segunda parte, para romper así el falso tridente de ataque de Diego Pablo Simeone, ya que con el delantero de Lagarto en punta junto a Morata, Griezmann ocupa la banda derecha del centro del campo rojiblanco, con Koke funcionando mejor como pivote.

Sin Diego Costa, el ataque rojiblanco volverá a estar formado por Griezmann y Morata, que ya suma cuatro goles en la Liga con la camiseta rojiblanca y ha potenciado la ofensiva de un Atlético que echó muy en falta el carácter del hispano-brasileño ante la Juventus en Turín y que, a expensas de su evolución, podría perderse también el choque del próximo sábado contra el Barça en el Camp Nou (20:45 h.). El Atlético se quedó secó en la vuelta de octavos de la Champions y también frente al Athletic, aunque en San Mamés sí jugó el partido completo ese soñado trío de ataque formado por el francés, el madrileño y un futbolista perseguido por las lesiones que el sábado se reencontró con el gol cuatro meses después, ya que no marcaba en la Liga desde el 24 de noviembre.

Simeone hizo coincidir por primera vez a Griezmann, Morata y Diego Costa -en Vallecas frente al Rayo (0-1), el 16 de febrero-, que jugaron juntos durante media hora, con gol de la victoria del francés, asistencia del exmadridista y reestreno del hispano-brasileño diez semanas después de ser operado del pie izquierdo. «Diego Costa hizo que Morata jugara más libre y Griezmann aprovecha todo lo que pasa por delante», reconocía entonces tras el triunfo ante el Rayo el técnico argentino.

«Las posiciones de Griezmann, Morata y Costa nos dieron sensación de peligro y eso para el fútbol es muy importante», comentó Simeone después de la goleada en Mendizorroza, donde el Atlético dejó sentenciado el encuentro antes del cuarto de hora. «Me imagino que se les vio hablar mucho en el campo porque buscarán en el diálogo posicionarse mejor para lastimar al rival», añadió el entrenador colchonero. El caso es que en terreno vitoriano cada uno de ellos lanzó una vez a portería y, mientras Costa y Morata tuvieron una efectividad plena, Griezmann se topó con la yema de los dedos de Pacheco y con el poste, que impidieron que el campeón del mundo rompiera su mala racha goleadora. El francés ya acumula siete partidos sin marcar.