Octavos

UEFA no quiere que el VAR limite la autoridad del árbitro, que decidirá en el césped

Massimiliano Irrati revisa un gol con el VAR antes de anularlo en un Inter-Parma con Luciano Spalletti muy pendiente/REUTERS
Massimiliano Irrati revisa un gol con el VAR antes de anularlo en un Inter-Parma con Luciano Spalletti muy pendiente / REUTERS

Habrá leves diferencias entre el videoarbitraje en Champions, que empieza a usarse este martes, y el VAR de la Liga, sobre todo en la manera de decidir los fuera de juego

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

«Si hubiese tenido VAR, ninguno de los tres errores más graves de mi carrera hubieran sucedido». La frase es una confesión de Roberto Rosetti, jefe de los árbitros de la UEFA, que convenció a los árbitros más reacios al videoarbitraje en Italia con un ejercicio: analizar los tres fallos más importantes de cada uno de los 20 colegiados con el VAR. El 96% de ellos se hubiesen solucionado con apenas una consulta de 68 segundos, tiempo medio para solucionar una acción revisada con el VAR. «La precisión es mucho más importante que la velocidad. El tiempo no debe condicionar al árbitro», recuerda con insistencia.

Rosetti, jefe de los árbitros, convenció a los indecisos en Italia revisando los tres errores más graves de cada colegiado: el 96% de ellos se hubiesen solucionado con VAR

Su obsesión es la mismo que el de su amigo Carlos Velasco Carballo: finalizar un partido sin errores. Por ello, se anima a que se consulte, ya que se añadirá después el tiempo empleado. En cualquier caso, la UEFA cree que el tiempo que se pierde no es excesivo: 35 segundos un incidente VAR sin participación del colegiado principal y los citados 68 en el que sí lo hacen. «Un minuto y medio aproximadamente es muy poco y ayuda mucho al fútbol, aunque trabajaremos en reducirlo claro».

El acierto pesa más que el tiempo

En la institución han revisado las últimas cuatro ediciones y está comprobado que se pierde mucho más tiempo con las faltas. En un partido tipo (de 94:47 de duración), el tiempo de juego medio es de 61 minutos y 6 segundos, seis minutos más que en las competiciones domésticas.

Por ejemplo, en España apenas se disputan 53,5 minutos de juego real. La que menos de las cinco grandes Ligas y dos minutos menos que el duelo medio en la Bundesliga, el torneo de primer nivel en el que más tiempo rueda el balón: 55,7. En cualquier caso, se pierden 33 minutos y 41 segundos. 8:51 en las faltas directas (23 segundos de media); 7:02 en los saques de banda (11 segundos de media), 5:46 en los saques de puerta (23 segundos de media); 3:57 en córners (26 segundos de media) y 2:57 en los cambios (43 segundos de media).

El tiempo medio que se pierde con el VAR es de 35 segundos en cada incidente y de 68 cuando debe ser chequeado por el colegiado; poco comparado con lo que se va en las faltas y saques de puerta (23 segundos), córners (26) o sustituciones (43)

A diferencia de la Liga española, en la Liga de Campeones la sala de control (VOR) donde se situará el VAR, los asistentes de VAR (AVAR) y los operadores de vídeo estará ubicada en el estadio y también estará un gestor de calidad de la UEFA, que enviará información sobre las revisiones a las canales de TV que estén ofreciendo el partido.

Eso sí, el protocolo es el mismo IFAB VAR (se usará solo en cuatro situaciones: goles, incidentes en el área de penalti, rojas y errores de identidad) y desde UEFA se insiste que habrá fallos también en la Champions League. «No acabará con los debates ya que hay mucha zona gris y porque el VAR está dirigido por humanos», pero creen que reducirá el número de decisiones incorrectas y el fútbol será más justo. «En países que no lo tienen, lo han pedido, quieren empezar a usarlo». Igual que en el Mundial o en Liga, el equipo del VAR verificará todas las situaciones de juego importantes, pero solamente intervendrá en «errores claros y obvios».

Junto al equipo VAR estará un gestor de calidad de la UEFA, que enviará información sobre las revisiones a las canales de TV que estén ofreciendo el partido, y se han eliminado los asistentes de área adicionales

Rosetti insiste que el VAR, cuya presencia ha eliminado los asistentes adicionales de área, puede pedir al árbitro que realice una revisión en el campo (viendo la repetición en el área de revisión, que estará en el césped) ya que la decisión final solamente puede ser tomada por el árbitro.

Amarilla por el gesto de la pantalla

No se quiere reducir su autoridad, se busca protegerle y por eso aquellos jugadores que hagan el gesto de la pantalla pidiendo el videoarbitraje serán amonestados con amarilla, sanción que también recibirán aquellos que se acerquen al árbitro cuando esté revisando una jugada.

Se informa por los videomarcadores de una revisión de un gol
Se informa por los videomarcadores de una revisión de un gol

Tecnología 3D para los fuera de juego

UEFA cuenta con una última tecnología en 3D (se usan cinco cámaras sincronizadas desde horas antes del partido) para las decisiones que considera 'de facto' (fueras de juego, faltas dentro o fuera del área de penalti) sean perfectas. Gracias a ella la repetición en el campo no sería necesaria, pero siempre es el árbitro el que toma la decisión final. De hecho, avisan que «el gesto de fuera de juego cambia, una mano en alto y la otra en el oído».

En cualquier caso, los espectadores serán informados en las pantallas del estadio de lo que decide el colegiado. Rosetti sabe que en mano del árbitro principal estarán las decisiones más controvertidas y sujetas a interpretación: empujones y manos dentro del área. «El VAR debe intervenir cuando hay una evidencia de un falta deliberada dentro del área o que haya un movimiento claro con la mano o el brazo. El movimiento, la distancia y la posición del brazo o la mano se toman en consideración por parte del equipo del VAR para juzgar si el contacto es punible, y el árbitro deberá realizar una revisión en el césped».

Jaime Latre revisa una jugada en el Levante-Valladolid a pie de césped
Jaime Latre revisa una jugada en el Levante-Valladolid a pie de césped

El árbitro VAR también avisará si ve un gesto racista evidente (no insultos verbales) que no ha sido visto por el colegiado de césped y podría expulsar al infractor.

Se desea que los equipos arbitrales sean de la misma nacionalidad o afines y no se descarta que en un futuro un colegiado veterano pueda convertirse en un experto árbitro VAR

En principio, la UEFA desea que los equipos arbitrales (cuatro integrantes -un árbitro VAR, un asistente y dos operadores de vídeo-, que estarán ubicados en cada estadio) sean afines y de la misma nacionalidad, aunque no será fácil ya que algunos árbitros que estuvieron en el Mundial no participan en una competición nacional que se usa el videoarbitraje. De hecho, no se descarta en un futuro que algunos colegiados más veteranos pudieran convertirse en árbitros especialistas VAR.

Por el momento, lo que es seguro es que se usará en la final de la Europa League de Bakú, en la Fase Final de la Nations League y en el Europeo Sub-21 de la UEFA de 2019. La próxima campaña se utilizará en la Supercopa de Europa 2019 y se volverá a usar desde las eliminatorias de Champions. La UEFA todavía tiene previsto que se use en la Euro 2020 y la Europa League 2020-21 (desde la fase de grupos) y la fase final de la Nations League 2021.