Análisis

Juan Carlos Garrido: «Dos equipos muy tácticos que acabaron jugando a tumba abierta»

Un partidazo del que los buenos aficionados al futbol hemos disfrutado muchísimo, vibrante hasta el final y donde cualquiera de los dos equipos podría haber ganado

JUAN CARLOS GARRIDO

Ha vuelto la Champions y no había mejor manera. Un partidazo del que los buenos aficionados al futbol hemos disfrutado muchísimo, vibrante hasta el final y donde cualquiera de los dos equipos podría haber ganado.

Quiero empezar en este primer partido de Champions de la temporada recordando que el Atlético de Madrid tiene una papeleta muy importarte para solventar por Simeone ya que hay que recordar que se han ido Griezmann, Godín, Lucas, Filipe, Juanfran, jugadores muy importante especialmente en la línea defensiva. Y estamos viendo que el Atlético de Madrid es capaz de seguir con la misma línea, con el mismo rendimiento a pesar de que está jugando con muchos nuevos en esa línea defensiva. Una defensa en la que Trippier está demostrando un rendimiento excelente, mucha profundidad ofensiva, un lateral derecho con mucha llegada, buen golpeo de balón, con buen centro y en especial un Giménez espectacular que ha asumido el relevo de Godín en todo. En liderazgo de la defensa, en el balón parado y en ataque. Realmente un jugador excelente y un líder para este Atlético.

El conjunto colchonero, como nos tiene acostumbrados, ha utilizado bien el contraataque que en el minuto diez ya hemos visto la primera ocasión de gol para Joao Félix, un jugador que es muy joven, del que se espera mucho y que quizá necesite una paciencia que no abunda en el fútbol profesional, pero que derrocha talento y que demuestra en momentos puntuales que tiene una gran calidad y un gran futuro.

El Atlético ha jugado con el 4-4-2 acostumbrado, con Diego Costa y Joao Félix arriba, con un centro del campo con Koke y Saúl haciendo un gran trabajo y con una defensa que nos ha hecho ver que no echa de menos a gente como Godín. Me ha parecido un muy buen equipo en un partido que podría haber perdido porque lo ha remontado en los últimos minutos con esas acciones a balón parado después de un 0-2 ante un gran equipo como la Juventus, que con Cristiano e Higuaín es muy peligroso y que con Sarri juega al toque, más combinativo y sacando el balón desde atrás, pero que conserva la misma esencia de siempre, muy competitivo con jugadores con experiencia, ambiciosos, fuertes y agresivos, un gran conjunto que hoy se ha encontrado a un gran Atlético. Un gran partido entre dos equipos muy tácticos pero que al final han acabado jugando muy abiertos con ocasiones para ambos. No hay manera mejor de empezar la Champions.