El Júpiter se divierte desde los primeros segundos

Once inicial de la Cultural B.

El equipo leonés suma un nuevo triunfo y prosigue con su escalada en la clasificación a costa de un inofensivo Santa Marta

RUBÉN FARIÑASLeón

La cara del Júpiter Leonés ha cambiado de forma radical. Lejos queda aquel equipo que le costaba un mundo hacer goles, que encajaba tantos en los compases finales y que era farolillo rojo del Grupo VIII de Tercera División.

El filial de la Cultural ya se divierte en el campo, anota los goles más rápidos del campeonato y ha goleado por 3-0 a un inofensivo Santa Marta.

3 Júpiter Leonés

Martín; Bonello, Álex, Algar, Herrador, Héctor; Aarón (Diarra, min.75), Urbano (Marcos, min.80), Víctor; Wirner (Álex Gómez, min.62), Altube

0 Santa Marta

Charny; Yuber (Mito, min.53), Juan Pablo (Silleros, min.64), Rubi, Lolo; Diego (Nacho, min.53), Montes; Asensio, Barbero, More; Lerma

goles
1-0, Wirner, min.1; 2-0, Aarón, min.46; 3-0, Diarra, min.90
árbitro
Hernández Álvarez (Comité Vallisoletano)
incidencias
Partido correspondiente a la décimo octava jornada del Grupo VIII de Tercera División disputado en el Área Deportiva de Puente Castro

A los 25 segundos, Wirner ya ponía el partido en franquicia. Aarón hacía una gran jugada en la banda y servía para que el delantero anotara el 1-0.

Quiso reponerse el conjunto salmantino al fulgurante tanto inicial. Lerma era el mayor peligro de los visitantes, como demostró con un tiro que se marchó al lateral de la portería de Martín. Poco más fue el bagaje ofensivo de una escuadra charra que dominó sin profundidad.

Pero tras el descanso, la historia se repetía y el partido quedaba decantado. Se cambiaron los papeles Wirner y Aarón, ahora el primero asistía y el segundo anotaba, nada más salir de vestuarios, para hacer el 2-0.

Con el paso de los minutos, el cansancio permitía que se abrieran espacios en las defensas. Bonello, en dos ocasiones, se topó con Charny, que lograba evitar el tercero del Júpiter Leonés. Y también se sumó a la fiesta Martín, que sacaba una gran mano a Nacho para que el Santa Marta no se metiera en partido.

Todavía hubo tiempo, antes del pitido final, para ver el tercer tanto de la tarde. Álex Gómez asistió a Diarra en el desmarque y el jugador colocó una vaselina que ponía el 3-0 definitivo.