Fernando Torres dice adiós: «Ha llegado el momento»

Fernando Torres, el día de su despedida del Atlético de Madrid. / EFE

La leyenda del Atlético de Madrid, actualmente jugador del Sagan Tosu japonés, pone fin a su carrera tras 850 partidos oficiales y 298 goles entre clubes y selección

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Fernando Torres cuelga las botas. El 'Niño' se une a una larga lista de grandes nombres del fútbol español que lograron el Mundial en 2010 y que ya han optado por la retirada, como Carles Puyol, Xavi Hernández o Xabi Alonso, convertidos para siempre en leyendas. «Tengo algo muy importante que anunciar. Después de 18 años emocionantes, ha llegado el momento de poner fin a mi carrera. El próximo domingo 23 a las 10:00 am (hora local en Japón) daré una conferencia de prensa en Tokio para explicar todos los detalles. Nos vemos allí», señaló el delantero en un comunicado.

Torres, que actualmente milita en el Sagan Tosu japonés, dice adiós el fútbol profesional a los 35 años, después de una brillante carrera en la selección española y en cinco clubes -Atlético, Liverpool, Chelsea, Milan y Sagan Tosu-, coronada con un palmarés en el que figuran una Champions League, una Europa League y una FA Cup con el Chelsea, una Europa League con el Atlético y un Mundial y dos Eurocopas con la selección española, de la que se convirtió en leyenda de la época dorada, con el gol a Alemania en el Prater de Viena en la final de la Eurocopa de 2008 para la historia.

En aquel instante mágico para el fútbol español, un momento que estará asociado para siempre a Torres, el delantero le ganó en velocidad a Philipp Lahm en una de esas arrancadas de sus mejores tiempos y picó el balón por encima de la salida de Jens Lehmann para recuperar la ilusión de todo un país más de cuatro décadas después, y de paso derribar miedos atávicos que hasta entonces habían condenado a España al fracaso.

Mito del Atlético de Madrid, el 'Niño' debutó con el club de su vida en un momento delicado para la entidad colchonera, con el equipo en Segunda. Fue en la temporada 2000-01, la primera de los rojiblancos en el 'infierno', y el delantero de Fuenlabrada era entonces un adolescente de 17 años. Desde aquel momento pasó a convertirse en santo y seña para el Atlético de Madrid en una etapa convulsa, en la que una vez recuperada la Primera división, entrar en competición europea era prácticamente un quimera.

El progreso individual de Torres y el estancamiento en el que por entonces vivía la entidad colchonera llevó al jugador a separar su camino del de su equipo en el verano de 2007, justo antes del regreso del Atlético a la competición continental a través de la Copa Intertoto. El Liverpool de Rafa Benítez pagó casi 30 millones de euros y el traspaso de Luis García para hacerse con los servicios de el 'Niño', que en la ciudad de los Beatles viviría el que probablemente fue el momento álgido de su carrera.

Torres disputó tres temporadas y media como 'red', marcó más de 80 goles y se quedó a las puertas de conquistar la Premier League en la temporada 2008-09, además de protagonizar momentos épicos como la goleada 4-0 al Real Madrid en la vuelta de los octavos de la Champions de esa misma temporada, con un gol suyo incluido. En esta etapa llegaron además la Eurocopa de 2008 y el Mundial de Sudáfrica en 2010.

El '9' del Liverpool era un auténtico ídolo en Anfield, pero en enero de 2011 apareció la tentadora oferta del Chelsea que le hizo cambiar la ciudad del río Mersey por Londres. Aunque la etapa de Torres como 'blue' nunca fue lo mismo que en Liverpool a nivel individual, el delantero conquistó con el Chelsea la sorprendente Champions de 2012, un año en el que además añadió a su palmarés una nueva Eurocopa con la selección española y la FA Cup. Ya en la 2012-13, llegaría una UEFA Europa League con Benítez en el banquillo de Stamford Bridge, en una etapa crepuscular que acabaría con su salida rumbo al Milan en el mercado invernal de la campaña 2013-14.

El regreso a casa

En la Serie A, Torres pasó sin pena ni gloria, con un gol en diez partidos disputados, antes de volver al Chelsea y tomar la decisión de regresar a casa. En diciembre de 2014, el 'Niño' hacía feliz a la afición colchonera con su vuelta al Atlético siete años después. En ese lapso de tiempo, el club había pasado de ser un equipo de mitad de la tabla a convertirse en campeón de Liga y subcampeón de la Champions.

Torres no era el delantero de otros tiempos, pero fue partícipe de una buena etapa del Atlético, con la final de la Champions de 2016 en Milán, peleando de tú a tú con Barça y Madrid en España y con el resto de grandes de Europa en el continente y diciendo adiós al añorado Vicente Calderón para abrir una nueva época en el Metropolitano.

El ansiado título con el equipo de su vida se hizo esperar hasta el último momento, pero el fútbol le debía una a Torres y el gran sueño se hizo realidad un 16 de mayo de 2018, con la segunda Europa League de su carrera, pero esta vez con el aroma especial de ser un título colchonero. Era el epílogo perfecto a una brillante carrera en el fútbol de élite y el 'Niño', ya convertido en veterano, hizo de nuevo las maletas para disfrutar de su última experiencia como jugador en el Sagan Tosu nipón.

En el país del sol naciente, donde a la vez recaló otro mito del fútbol español como Andrés Iniesta, Torres ha dado sus últimas patadas al balón. Ahora, a los 35 años, al tercer máximo goleador en la historia de la selección española, sexto en la del Atlético de Madrid y autor 298 goles entre clubes y selección en 850 partidos oficiales le toca colgar las botas, pero para la afición colchonera será siempre su 'Niño'.

Más información